Samsung ha presentado sus últimas novedades durante el transcurso de su habitual evento Samsung Unpacked de todos los meses de agosto. Aunque en esta ocasión se ha tratado de una presentación telemática, al menos la compañía surcoreana no ha tenido que retrasar su famoso evento, como ha ocurrido en el caso de otras compañías de tecnología. Y entre los dispositivos que han visto la luz, se encuentran los nuevos auriculares inalámbricos de la firma asiática, los Samsung Galaxy Buds Live.

Los Galaxy Buds son una evolución de los Galaxy Buds y presentan un diseño novedoso respecto a estos, con un aspecto de alubia muy característico. Pero además, cuentan con una esperada cancelación activa de ruido y un ajuste que hace que no entren al oído.

Samsung afirma que la tecnología abierta de cancelación activa de ruido de los Buds Live silencian los ruidos gruesos –como los de los autobuses o los trenes– pero permiten que se escuchen los anuncios por los altavoces del transporte público. Algo que de ser así, se convierte en una ventaja indudable para el usuario. 

Buds Live y estuche negro

Buds Live y estuche negro

 

Cada auricular en forma de alubia pesa solamente 5,6 gramos y solo están disponibles en un tamaño. Un aspecto que puede no satisfacer a todo el mundo, ya que no todos tenemos el mismo tamaño de la parte externa de la oreja. La parte exterior de cada auricular es capacitiva al tacto y permite una gran cantidad de controles, tales como la reproducción de la música, el volumen del sonido y la gestión de las llamadas de teléfono, entre otros.

Además, los Samsung Galaxy Buds Live utilizan un sistema de micrófono similar pero diferente al mismo tiempo, al de sus predecesores. Al igual que el Samsung Galaxy Buds Plus, el Buds Live se basa en un formato de triple micrófono, dos de los cuales tienen forma de haz. Estos tres micrófonos funcionan para enfocarse en la voz del usuario y son asistidos por una unidad de captación de voz orientada hacia adentro. Una VPU es un acelerómetro que detecta el movimiento de la mandíbula y utiliza tecnología de conducción ósea para convertir estas vibraciones en señales de audio. Asimismo ayuda a reducir el ruido de fondo.

El problema de la cancelación de ruido es que consume mucha batería, pero los Samsung Galaxy Buds Live tienen una duración de seis horas con una sola carga con la cancelación de ruido habilitada, lo cual impresiona. Además, el estuche de carga proporciona 2,5 ciclos de batería adicionales.

Si se utiliza exclusivamente la cancelación de ruido se pueden usar los Galaxy Buds Live durante 21 horas antes de tener que recargar el estuche. Si se desactiva la cancelación de ruido, la duración de la batería es de unas ocho horas, con un total de 29 horas de reproducción gracias al estuche. Y por si fuera poco, los auriculares admiten carga rápida y así con solo cinco minutos en el estuche proporcionan una hora de escucha. Por último, gozan de una resistencia al agua IPX2, por lo que se puede sudar con los auriculares puestos sin dañarlos.

Estuches Galaxy Buds Live

Los Samsung Galaxy Buds Live están disponibles en la web de Samsung para su reserva desde ya a un precio de 189 euros. Se venden en tres colores: Mystic Bronze, Mystic Black y Mystic White.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat