Valls vive estos días una fiesta mayor de Sant Joan atípica. El coronavirus ha hecho que la gran mayoría de los actos no se celebren y el momento álgido de la nostalgia será en las próximas horas. Los dos grupos de la ciudad, el Colla Vella dels Xiquets de Valls t la Colla Joves Xiquets de Valls, no podrán hacer las actuaciones de Completas del 23 por la noche ni la festividad de Sant Joan del 24 al mediodía, que supone también el inicio tradicional de la temporada castellera. "Será una sensación muy extraña", apunta a Jaume Martí, cap de colla de la Joves. "Ojalá no se repita nunca más. ¡No se puede aguantar"!, añade Albert Martínez, cap de colla de la Vella. Los dos dan la temporada casi por perdida.

"Lo echaremos muy de menos", indica Martínez. "Los castells son una parte muy importando de la fiesta mayor y estás acostumbrado a celebrarla cada año", reconoce Martí. Después de meses sin poder ensayar ni actuar, "la gente tiene muchas ganas de hacer castillos", aseguran. Los meses de confinamiento los han pasado manteniendo contacto telemático con los miembros del grupo, preparando actividades por los chiquillos o proponiendo entrenamientos físicos para hacer en casa.

La voluntad es poder volver al local de ensayo pronto pero son conscientes de que "con la situación de ahora mismo, no se puede", tal como hace ver a Martí, que señala que "sin vacuna, será muy difícil" reiniciar la actividad. Martínez intenta ver el lado positivo: La gente del grupo está bien y estoy convencido de que si tenemos que estar un año sin hacer castillos nos irá bien. Llevamos|Traemos cuatro años al máximo. Tenemos que estar tranquilos, descansar la espalda, que la gente haga vacaciones, y sobre todo que podamos volver", argumenta.

O todos o nadie

Las dos entidades son de la opinión que si no se pueden hacer los ensayos y las actuaciones con todos los miembros del grupo, no vale la pena hacerlo. Eso contrasta con la opinión de otros grupos del país, que estudian poder volver a ensayar para|por grupos, o por|para posiciones del castillo. "Queremos volver, siempre que sea con seguridad y que no tengamos que excluir grupos de los ensayos. Queremos volver a todo el grupo unido. Los castillos son la unión de la gente", reivindica el cap de la Joves.

Su homólogo de la Vella pide que los responsables de decidir cuándo se podrán reiniciar los ensayos lo decidan pensando en la seguridad. "Si nos dicen que nos tenemos que tomar la temperatura y limpiarnos las manos y los pies, lo haremos; pero con la garantía que es con seguridad", observación. Sobre los ensayos por grupos, Martínez defiende que si se apuesta por esta opción "tiene que haber un objetivo". "Si me dicen que dentro de tres meses hará castells todo el mundo y que antes de eso podemos ensayar veinte personas, vale. Pero ensayar veinte si no sabes cuándo podrá volver con todo el grupo, es ilógico", argumenta. Y lo refuerza comparándolo con el fútbol: "Ellos empezaron entrenando a seis jugadores, pero sabían que al cabo de cuatro semanas tenían partido. Al fútbol juegan todos. Para nosotros, a la primera actuación tiene que ir todo el mundo", observación.

La festividad hipotética

La festividad de Sant Joan supone tradicionalmente el pistoletazo de salida al tramo fuerte de la temporada castellera. Los grupos llegan a finales de junio con meses de rodaje y varios castillos descargados, pero es a partir de entonces cuando se empiezan a ver las grandes estructuras. Los equipos técnicos planifican metódicamente todos los pasos a seguir durando la temporada para llegar a las grandes citas en el mejor momento de forma y tener un buen abanico de castillos en cartera.

Con todo, los dos caps de colla no se esconden a la hora de desvelar la cual habían visualizado que podrían traer a plaza a estas alturas de curso. "La idea era hacer el 2d9fm y el pd8fm", indica a Martí. A Martínez le hubiera gustado apostar por "castells de volumen", como el 4d9fp o el 5d9f. Incluso "alguna cosa con manillas" con la mirada puesta en el Concurso de octubre -que cuelga de un hilo-, como el 3d10fm o el 2d9fm.

La mirada en la Candela

Los dos caps de colla encuentran que será muy complicado que este 2020 haya actuaciones. En un horizonte próximo sin actuaciones en el calendario tradicional y probablemente sin Concurs de Castells a principios de octubre, confían al poder celebrar las Fiestas Decenales de la Virgen de la Candela, que está previsto que se hagan entre el 29 de enero y el 7 de febrero del 2021. "Sería espectacular. Tengo esperanzas que se puedan hacer", anhela Martínez. "Sería mucho 'chulo' poder volver por la Candela, llevar a todos los grupos y hacer una gran fiesta que fuera el inicio de todo otra vez", finaliza Martí.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat