El Síndic de Greuges, Rafel Ribó, ha cargado contra la fiscalía por la denuncia a los 9 profesores del IES El Palau de Sant Andreu de la Barca por un presunto delito de odio. Según el síndic, hay una falta de imparcialidad en las investigaciones y en los hechos descritos porque el texto "da por ciertas frases de los docentes sobre la única base del atestado de la Guardia Civil" y no incluye las explicaciones de los docentes "totalmente ausentes en la denuncia", aunque el fiscal los interrogó.

Ribó también lamenta que hay una "desnaturalización" del delito de odio. "La acusación de discriminación en razón de nacionalidad resulta paradójica porque presuntos perpetradores y víctimas comparten la misma nacionalidad. Y, de hecho, en todo el relato del fiscal las presuntas afirmaciones vejatorias no se formulan en ningún caso contra los 'españoles'", asegura el síndic.

Ribó califica "de error" la judicialización de la actuación del profesorado y alerta de que puede "afectar" al derecho a la educación de los niños y "generar el malestar" de toda la comunidad, "especialmente de los docentes, que se sienten coartados en su libertad de expresión" y "en la libertad de cátedra". Asimismo, critica la difusión de los datos de los docentes a través de los medios de comunicación de lo que dice que "atenta contra su intimidad" y "tampoco contribuye a garantizar un buen desarrollo de la tarea docente".

Debatir con respeto

El Síndic de Greuges ha presentado hoy las conclusiones de la investigación sobre el caso de "Los 9 del Palau" y en ellas recuerda en los centros educativos que "tienen que evitar mostrar símbolos o signos identificativos con las diferentes opciones políticas". Sin embargo, considera que "la complejidad de la situación política y social no tiene que impedir el tratamiento de la situación política en las aulas, pero se tiene que ser especialmente cuidadoso para preservar y proteger el bienestar de estos niños, siempre desde el respeto y desde la comprensión y empatía por la tensión emocional que el tratamiento de esta situación puede generar".

Rafel Ribó recuerda a las familias afectadas y a las administraciones que "dialoguen con la dirección del centro o del consejo escolar" y que utilicen "la mediación" o el mismo Síndic de Greuges, "como se hace de manera habitual y normalizada, y no a través de la vía penal y judicial". Mañana mismo, las familias de los guardias civiles afectadas se reunirán con los secretarios de estado de Interior y de Educación. El encuentro, que tenía que servir para trasladar el apoyo del gobierno español a los padres, ha rebajado la pomposidad con la que fue anunciada.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat