La ecuación se así de sencilla: otoño caliente, más agentes de la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía en Catalunya. Tanto da si las Diades se ha caracterizado, siempre, por su falta de incidentes, que el ministerio del Interior pone leña al fuego y refuerza la presencia del Cuerpos de Seguridad del Estado con, por ahora, 600 agentes antidisturbios más. Una medida sin duda contraproducente y que se aleja del pretendido buenismo, del espíritu de diálogo que vende día si día también el gobierno de Pedro Sánchez. Nadie olvida las imágenes de la represión policiales del 1-O.

El refuerzo de la presencia policial tiene un espacio destacado en las portadas, que nos traen a la memoria las jornadas previas a la celebración del referéndum. Ahora pero se trata de la Diada, que tiene que dar el pistoletazo de salida en otoño caliente que se acerca. Así lo ve El País, que abre portada con el despliegue policial.

ppais6

La Razón también se hace eco de la presencia policial, si bien se preocupa más por los agentes y las condiciones laborales. No quieren de ninguna de las maneras un nuevo Piolín, ni aquellos menús tan raquíticos que algunos agente se atrevió a divulgar y que le comportó una amonestación y su traslado. Para su tranquilidad, por ahora, se alojan en el cuartel de El Bruc.

larazon6

Está visto que la seguridad en Catalunya ocupa, el que no se entenda es por qué les preocupa tanto por| la Diada, una fiesta reivindicativa y del todo pacífica. Lo ha sido siempre y nada hace pensar que no sea igual este año. Quizás debería quedar claro hoy a la reunión de la Junta de Seguridad.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat