La madrugada del 21 de julio de 1969 la humanidad pudo seguir con una expectación inédita como el astronauta Neil Amstrong caminó en cámara lenta por la superficie de la Luna. Tres años más tarde lo hizo el astronauta Eugene Cernan, con la misión Apollo 17 de la NASA. Era el 7 de diciembre de 1972, y desde entonces, en 47 años, ninguna otra persona ha vuelto a pisar la Luna. De hecho, ningún humano ha conseguido ir más allá de la órbita baja de la Tierra.

Por qué no hemos vuelto a la Luna en 50 años?

En 47 años el ser humano ha transformado la sociedad con la revolución de internet, se han aplicado técnicas de modificación genética, se han desarrollado tratamientos para ganar al cáncer, tenemos vehículos que se conducen solos y un largo etcétera de descubrimientos, pero no hemos conseguido volver a poner los pies en la Luna. ¿Por qué?

La respuesta es rotunda. No ha habido presupuesto económico para una nueva misión espacial como las del programa Apollo. El programa norteamericano movilizó más de 400.000 científicos, ingenieros y técnicos que trabajaron durante 14 años y dedicó lo que hoy serían unos 106.000 millones de euros.

Jim Bridenstine visita NASAEl administrador de la NASA, Jim Bridenstine, en una visita al Kennedy Space Center. Foto: NASA

Durante la carrera espacial entre Estados Unidos y la URSS, que empezó en el contexto de la guerra fría, el primero dedicaba una partida económica que llegó a la cifra récord del 5,3% del presupuesto nacional en 1965. Pero a principios de los setenta, cuando el hombre ya había llegado a la luna y se había ganado, por lo tanto, la carrera, el presupuesto hacia la NASA se recortó considerablemente. Políticamente, el descubrimiento del espacio ya no entraba en el abanico de prioridades.

Ningún presidente ha creído del todo

Después de que el presidente Nixon rebajara la partida drásticamente, ya en los años ochenta Reagan no fue capaz de aumentar la financiación, aunque había intensificado la competencia durante la carrera espacial. Bush intentó relanzar un programa espacial en 2004 que pasaba por volver a enviar astronautas a la Luna a partir del año 2015, pero el Congreso lo tumbó.

Para Clinton, las misiones espaciales fueron un tema totalmente menor, y más todavía después del accidente del transbordador espacial Challenger, que se desintegró en su décima misión, el 28 de enero de 1986, causando la muerte de sus siete tripulantes 73 segundos después de lanzarse. A partir de entonces los gobiernos se ampararon en la prudencia para argumentar la falta de presupuesto.

Con Obama al frente del gobierno norteamericano, tampoco se hicieron grandes avances en materia aeroespacial. Obama no estuvo dispuesto a gastarse los 104.000 millones de dólares que se calculó que costaría volver a enviar el hombre a la Luna.

Obama visita NASA   Bill IngallsLa família Obama visita las installaciones del Kennedy Space Center. Foto: Bill Ingalls

Ahora, sin embargo, el presidente de los Estados Unidos Donald Trump planea volver a la luna y ha asegurado que está dispuesto a ofrecer a la NASA un presupuesto ilimitado si la agencia espacial puede conseguir enviar a alguien a Marte durante su mandato. Una ley firmada en marzo del 2017 por Trump otorgaba a la NASA un presupuesto anual de casi 19.500 millones de dólares. La NASA planea hacer nuevas expediciones en la Luna, esta vez para construir una base lunar que permita que los humanos vivan allí durante un mes y que eso sea una escalera para la conquista de Marte.

Trump, dispuesto a conquistar la Luna y Marte

En febrero del 2019 el actual administrador de la NASA, Jim Bridenstine, planteó volver a la Luna en 2028, pero chocó con las prisas de Tump, que quiso avanzar la fecha al 2024. En unas declaraciones el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, dijo que si "los cohetes privados son la única forma de hacer llegar al hombre a la luna en cinco años, entonces se utilizarán cohetes privados".

Trump firma la constitució del National Space Council   Aubrey GemignaniTrump firma la constitución del National Space Council. Foto: Aubrey Gemignani

La prioridad de los astronautas

La prioridades de los astronautas en cuestiones espaciales es radicalmente diferente. Para ellos lo más importante es la misión. El proceso de diseño, la ingenieria y la seguridad de las pruebas espaciales son un requerimiento imprescindible para hacer que los humanos lleguen a la Luna, independientemente de quién sea presidente.

Para Scott Kelly, el astronauta americano que ha pasado más tiempo en el espacio (un año), cree que la luna "es un buen lugar para practicar antes de ir a Marte, pero que volver allí "no es una propuesta seria".

¿Cuántas personas han estado en la Luna?

Un total de 12 hombres pisaron la Luna con las misiones Apollo, en seis visitas. También hay casos de astronautas que hicieron el viaje pero que no llegaron a aterrizar en la superficie lunar: son seis pilotos, además de las tripulaciones del Apollo 8,10 y 13. De estos, tres astronautas hicieron el viaje dos veces, y por lo tanto son 24 las personas que han viajado a la Luna.

Sabes cuantas hay ahora mismo?

La carrera espacial: nuevos competidores

China ha entrado como nuevo competidor a la carrera espacial. Al principio de año consiguió de manera inédita aterrizar una nave en la cara oculta de la Luna. "Es la primera vez que se consigue", recalcó la Administración Nacional del Espacio de China momentos después de que se confirmara la operación.

La sonda Chang'e-4, lanzada en el espacio el 8 de diciembre, tocó tierra lunar el 3 de enero. La maniobra de llegada se hizo en la cuenca de Aitken, en el polo sur del satélite de la Tierra.

El éxito del aterrizaje supuso una hazaña más en el ambicioso programa espacial del país asiático. Y también para el mundo en general.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat