El Tribunal Superior de Justicia de Aragón ha condenado a 30 meses de prisión al nieto primogénito de Franco, Francisco Franco Martínez-Bordiu, por embestir, el año 2012, un coche oficial de la Guardia Civil, herir a un agente y huir. La Fiscalía le pedía 6 años. El empleado que iba de copiloto, Silviu Nicolae, que se enfrentaba a 2 años de prisión, ha quedado absuelto de todos los cargos.

Franco tendrá que pagar, además, 1.500 euros de indemnización al guardia civil herido y 2.720 a la Dirección del cuerpo policial. Francis Franco está condenado por atentado contra los agentes de la autoridad, daños y conducción temeraria.

La sentencia remarca que los relatos de los diferentes testigos aportados por Franco "no superan el juicio de verosimilitud" y "son poco creíbles y no ajustados a la realidad". Y destaca que la declaración de la víctima "se ha mantenido inalterable a lo largo de las diferentes frases procesales de la causa", y su versión se ha podido contrastar con datos externos.

 

 

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat