Una hora y media de reunión con un orden del día apretado e intenso ha acabado abriendo la puerta para que los Mossos d'Esquadra entren en el CITCO, el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo, y en la Europol.

Los Mossos d'Esquadra estarán en los mismos organismos que la Ertzaintza y se han alcanzado los mismos acuerdos que hace unas semanas se consiguieron en la Junta de Seguridad del País Vasco.

De momento, se crea una comisión mixta para acabar de cerrar "flequillos que han quedado abiertos", según ha dicho el mismo ministro de Interior, para que este verano ya puedan hacer persecuciones en caliente. La comisión mixta se reunirá dos veces al año y cada vez que una de las dos partes lo pida. La primera reunión será en septiembre.

La voluntad de la Conselleria d'Interior es que los Mossos entren en la Europol al mismo tiempo que lo haga la Ertzaintza.

Junta de Seguridad - Laura Gomez

Los 500 mossos sobre la mesa

Aunque no figuraba en el orden del día, Jane ha querido explicar la necesidad al ministro Juan Ignacio Zoido de incrementar la plantilla de Mossos y de la convocatoria de 500 agentes que se hizo la semana pasada.

El mismo Zoido lo ha expuesto en la rueda de prensa posterior a la reunión emplazando a la Generalitat a negociarlo con Hacienda, que es quien estimó que sólo hacían falta 50 mossos.

"Las necesidades de seguridad no son las mismas que las de hace 10 años", ha dicho Jané.

"Hoy se ha roto el hielo"

"Es importantísimo, es esencial, es lo que nos pide la ciudadanía, que en el ámbito de la seguridad se lleguen a acuerdos", ha dicho el conseller de Interior, Jordi Jané, al salir de la reunión que ha transcurrido en un "clima de cordialidad" y donde "se ha roto el hielo".

El ministro ha negado que hubiera alguna mala relación con la conselleria y ha subrayado que son "conscientes de que la seguridad es un activo esencial y básico" y que "juntos somos más fuertes".

La reunión de la Junta de Seguridad ha empezado poco antes de las 5 de la tarde de este lunes en el Palau de la Generalitat, ocho años después de la última, y ha acabado una hora y media después. El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha llegado a la sede del Govern acompañado del delegado del gobierno español en Catalunya, Enric Millo, con unos minutos de retraso con respecto al horario previsto, y en la entrada principal les esperaba el conseller de Interior, Jordi Jané.

Una vez juntos, han subido hacia la Galería Gótica, donde han sido recibidos por el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, que los ha saludado y se han dirigido al salón donde se hace la reunión con el resto de cargos de los dos gobiernos y cuerpos policiales con el fin de avanzar en la integración de los Mossos en los órganos de coordinación.

zoido-puigdemont-laura gomez_02

La Junta de Seguridad de Catalunya que se ha celebrado este lunes tiene lugar después de ocho años de la última reunión, que fue el 3 de marzo del 2009, y ha sido muy reivindicada por el Govern. Después de las demandas reiteradas del conseller de Interior, Jordi Jané, en los últimos meses para celebrar la Junta, el acuerdo para encontrar la fecha se precipitó cuando en junio Puigdemont la convocó unilateralmente para el 3 de julio. Fue entonces cuando el gobierno español se avino a acordar de forma rápida una fecha, finalmente el 10 de julio.

La Junta de Seguridad es el órgano encargado de coordinar las políticas de seguridad, la actividad de los cuerpos policiales en Catalunya y el intercambio de información en el ámbito internacional.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat