Los sindicatos de Bombers de la Generalitat han denunciado que se vieron "desbordados" en el incendio del bloque de pisos en el barrio de Sant Roc del pasado 5 de enero. En una rueda de prensa convocada en el parque del cuerpo en Badalona, los portavoces han asegurado que "la falta de recursos y personal" condicionó la actuación y que la ayuda de los 25 efectivos de los Bomberos de Barcelona que se desplazaron hasta el lugar de los hechos fue crucial para no tener que lamentar más víctimas.

"Hicimos todo el posible teniendo en cuenta los medios de los que disponemos", ha explicado Emilio Cuadrado, sargento de guardia del parque de Badalona. El equipo al cargo de Cuadrado fue el primero al llegar al incendio, sólo nueve minutos después de recibir la alerta. "Nos avisaron tarde", lamenta el sargento, quién reconoce que las características del edificio afectado no ayudaron a detectar el fuego con más antelación.

Bomberos de la Generalitat Badalona

Al número 244 de la avenida Marqués de Mont-Roig se desplazaron los ocho bomberos de guardia de Badalona. Los efectivos de este parque sólo cuentan con camión con escalera desplegable y no tienen una cama inflable para salvaguardar la caída de las posibles víctimas del fuego. Al llegar, los bomberos se encontraron con un edificio completamente en llamas y procedieron a evacuar a los ciudadanos heridos de la primera planta del bloque, donde se originó el incendio a raíz de una sobrecarga eléctrica en un piso ocupado.

Unos minutos más tarde llegaron los tres efectivos de guardia del parque de Santa Coloma de Gramenet, uno por debajo de los mínimos de personal establecidos. Esta sede del cuerpo ya ha tenido que cerrar cuatro días por falta de agentes en lo que llevamos de año. Sin embargo, no fue hasta la llegada de 25 agentes de los Bomberos del Ayuntamiento de Barcelona -casi 20 minutos después del aviso- que se pudo llevar a cabo un servicio en condiciones y evacuar a los heridos.

"La sensación es que los Bombers llegan tarde, aunque la actuación fue rápida y eficiente", explica a Joan Carles Cerdan, del sindicato CATAC. El portavoz vuelve a reclamar al Govern que ponga remedio con urgencia a las peticiones del cuerpo para evitar que se pueda volver a producir una situación límite como la vivida en el incendio en el barrio de Sant Roc. "Los Bombers de la Generalitat tendríamos que vaciar seis parques para conseguir los mismos efectivos que desplazó el cuerpo de Barcelona", denuncia Cerdan, poniendo énfasis en el agravio comparativo entre cuerpos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat