Rafel Ribó ha hecho un estudio que concluye que hasta que el Parlament no abra un debate sobre las pistolas eléctricas, ni los Mossos las pueden adquirir, ni las policías locales que ya las tienen las pueden utilizar. Actualmente, de las 213 policías locales que hay en Catalunya, 31 ya las tienen y las utilizan.  

El Departament de l'Interior tiene previsto comprar 134 para los Mossos d'Esquadra y abrir un debate con un grupo de trabajo al Parlament, pero el director general de la Policía, en una entrevista en El Nacional, apuesta claramente por ellas. 

El Síndic de Greuges ha evitado en todo momento posicionarse en contra de la Taser y a no recomendar su uso, pero todo el informe gira en torno a una posible mala praxis de los agentes. Admite que no ha hablado con los agentes, sino que toda la información que se ha recogido viene de Interior y de los mandos. Rafel Ribó reclama: "¿qué modelo de seguridad queremos practicar en Catalunya?", y pide que se haga una nueva ley de Policía que regule el uso de estas armas. Precisamente el conseller de Interior, Jordi Jané, en su comparecencia en el Parlament anunció una nueva ley de la Policía de Catalunya.

"Estamos delante de un instrumento de riesgo y si se aprueba su uso, tiene que ser con condiciones muy garantistas", dice el Síndic. Rafel Ribó reclama que las unidades de mediación de los Mossos refuercen su papel y que se tomen decisiones sobre las actuaciones de seguridad según este trabajo previo de los mediadores. Según el Síndic, las policías que ya tienen Taser "han hecho uso con tipologías que el Consejo de Europa recomienda no utilizarlas". La han utilitzado en ocho ocasiones pero no se ha generado ninguna situación grave.

El Síndic reclama que se aclare, previamente antes de comprar las Taser, cuál es el modelo de seguridad de Catalunya. Y se muestra a disposición del Ejecutivo para colaborar en el debate sobre el modelo y los derechos que se tienen que garantizar. 

En caso de que el Parlament avale el uso de la compra de las pistolas eléctricas, la sindicatura hace una serie de recomendaciones, como que nunca se utilicen contra personas vulnerables y que tampoco se utilicen contra personas que por su estado mental no puedan entender las órdenes por parte de los agentes policiales. También pide que los agentes que las utilicen estén "debidamente formados" y que sean los más resistentes al estrés del cuerpo. Interior tiene previsto que cada jefe de guardia utilize la Taser que habrá en comisaría. Las 134 pistolas se distribuirán en cada una de las comisarías y a las unidades de seguridad ciudadana.

Ribó pide que vayan con chip de memoria y cámara, que es tal como está previsto adquirirlas, y que se haga formación de cómo utiltizarlas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat