El conductor del autobús urbano que ayer atropelló a un hombre de 87 años en Barcelona aseguró a la Guardia Urbana que no se había dado cuenta del accidente y que no tuvo constancia hasta que se lo avisó a través del centro de control de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB). Sin embargo, varios testigos aseguraron que el conductor siguió su ruta después de atropellar al hombre a pesar de las advertencias de los pasajeros.

Transports Metropolitans de Barcelona avala esta hipótesis y defiende que el chófer no podía tener percepción de lo sucedido desde el interior del autobús, ya que se trata de un vehículo de 18 metros y el hombre fue supuestamente atropellado con las ruedas de atrás. Por eso, según ha informado al portavoz de TMB a EFE, el conductor del autobús no ha sido apartado del servicio.

Esta versión contrasta con la de los testigos del atropello, que han explicado que tanto pasajeros del interior del vehículo como algunas personas que lo presenciaron desde la acera avisaron al conductor del accidente sufrido por el anciano.

El hombre atropellado, de 87 años, se encuentra ingresado en el Hospital de Sant Pau de Barcelona, donde anoche fue operado de urgencias y se le están haciendo transfusiones de sangre.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat