Las mujeres cobraron un 23% menos que los hombres durante el 2017, un 0,4% menos que la brecha salarial del año anterior, según datos de un informe elaborado por el Departament de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias. Aunque la diferencia global disminuyó por tercer año, la discriminación por sueldo siguió creciendo en el nivel de salarios más bajos un 0,5%.

Entre los sueldos más bajos, la brecha llegó hasta un 34,4%. En total, el 50% de las mujeres percibieron alrededor de 18.000 euros anuales, mientras que sólo un 25% de los hombres cobraron menos que esta cifra. Para hacer frente a esta realidad "inaceptable" según el conseller de Trabajo, Chakir el Homrani, el Govern ha creado un registro salarial obligatorio a partir del 1 de marzo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat