Tercer cambio de opinión de Baleària respecto de la polémica con Quimi Portet. La compañía, en un primer momento, se disculpó en un tuit, asegurando que "se tomarían las medidas oportunas" y que no admitían este trato a ningún cliente, en referencia al trabajador que se negó a atender al músico en catalán en uno de sus barcos.

Esta mañana, la empresa se ha vuelto a manifestar en un comunicado en el cual aseguraba que "aclarará los hechos ocurridos entre Quimi Portet y el trabajador de Baleària con la intención de evaluar el cumplimiento de los manuales de atención al cliente y otras normas internas para tomar las medidas necesarias para que estas situaciones no se repitan".

Sin embargo, sobre los mensajes con foto del camarero publicados por Quimi Portet, Baleària dejaba claro que "no considera aceptable que se instrumentalice la empresa ni ningún trabajador" y que "seguirá escuchando activamente todos sus grupos de interés para satisfacer sus expectativas legítimas con la máxima calidad".

Unas horas más tarde, la compañía ha publicado un segundo comunicado, dónde se posiciona a favor del trabajador y destaca "la repercusión mediática del incidente". Baleària señala que el camarero del ferry "tendría que haber sido más respetuoso con el sr. Quimi Portet" pero que ya "reconoció su error e intentó rectificarlo de manera inmediata". Además, declara que "en ningún momento ha contemplado ni contempla" despedirlo.

Por otra parte, la compañía también explica que el departamento de Comunicación, que publicó el primer mensaje, ha asumido su responsabilidad "por haberse precipitado en las respuestas". Finalmente, Baleària asegura que censura los ataques personales a los que han sido sometidos tanto el camarero como la responsable de Comunicación de la compañía y les da su apoyo.

Contraataque del Cercle Balear

Los lobbies unionistas, como el Cercle Balear, han respondido a la denuncia de Quimi Portet a la defensiva y ha registrado una queja ante Baleària. El Cercle pide explicaciones por "el acoso que está sufriendo el trabajador del barco que cubre la ruta Formentera-Eivissa por la denuncia del cantante Quimi Portet".

El Cercle Balear ha calificado de "reprobable" la respuesta de la naviera a través de la red social, ya que considera que da por buena la versión del denunciante, se disculpa y anuncia la adopción de medidas para que no se repitan situaciones similares.

La fundación insiste en que "no existe obligación legal en la esfera privada que obligue al trabajador a responder en un determinado idioma", mientras "otra cosa diferente es que la empresa a nivel interno establezca la obligatoriedad de conocer el catalán", añade. Por eso, ha pedido a Baleària que aclare la situación "delante el posible acoso laboral que puede sufrir el trabajador por la presión catalanista".

C's y "el derecho a saber sólo castellano"

C's Balears ha pedido hoy a la compañía naviera Baleària respetar el derecho de sus trabajadores "a no conocer otra lengua oficial que la del Estado". El portavoz de C's Balears, Xavier Pericay, ha calificado "intolerable" que la compañía anunciara medidas contra el trabajador.

"Es verdad que después la compañía ha matizado sus palabras en un comunicado, pero no lo es menos que su primer impulso, expresado de forma reiterada en las redes sociales, había sido el de complacer al cantante en su reclamación y castigar al trabajador", ha indicado Pericay.

"Esta clase de señalamientos son propios de regímenes que uno creía felizmente superados. Se ve que no es el caso de los que, como Portet, abogan por un Estado catalán independiente", ha añadido.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat