Nadie ha dicho que ligar a través de aplicaciones fuera fácil. Mark Rofe, de 30 años, lo ha podido comprobar. Harto de no encontrar el amor en ningún sitio ha decidido poner una valla publicitaria en una carretera cerca de Manchester, Reino Unido, con una foto donde pide una cita. 425 libras británicas es lo que le ha costado el enorme cartel con el que espera encontrar el amor de su vida y donde incluye también la dirección de una página web.

"Todo empezó en un pub. Fui con un amigo y estábamos hablando sobre quedar y conocer gente a través de estas apps para ligar", explica a ElNacional.cat. "Bromeé que quizás habría que anunciarme en otro espacio".

En el momento de la entrevista, Rofe ya ha recibido más de 1.000 solicitudes de mujeres que quieren tener una cita con él. "No pensaba que tendría tanta respuesta", detalla. "Hay muchísimos mensajes". El joven británico, especialista en marketing y relaciones públicas, comenta que ha recibido peticiones de todo el mundo. "Quiero contestarlas todas", ha remarcado.

Rofe, que ha tenido cierto impacto en varios medios británicos, constata que desde que ha empezado a aparecer en prensa todavía ha recibido más solicitudes. Confiesa que no está estresado pero sí que se siente "un poco sobrepasado".

¿Qué pasa con las 'apps' para ligar?

A menudo los expertos alertan de que en este tipo de apps hay cierta "liquidez". Es decir, inconscientemente se puede llegar a pensar que siempre existe la opción de encontrar a alguien mejor. ¿Por qué comprometerse si se puede buscar una cosa mejor? Precisamente eso es lo que también le ha pasado a Rofe, que a pesar de haber tenido tres citas en un año a través de estas apps, asegura que es "complejo" y "difícil" conectar con alguien. "Hace tiempo que estoy soltero y muchos de mis amigos se están casando o están en una relación desde hace muchos años", ha explicado.

mark rofe

Mark Rofe

"Las aplicaciones de citas no me funcionan y quería probar una cosa nueva". Preguntado por si no podría pasar exactamente lo mismo a través de este sistema, Rofe, que ha recibido mensajes a través de la web, de Twitter e, incluso, de Instagram, reflexiona divertido que "si bien es cierto que podría haber ciertas similitudes, ya de entrada esta chica deberá tener mucho sentido del humor".

En su página web, el británico se describe como "extremadamente guapo y modesto" e invita a cualquier persona interesada en "tener una cita" a escribirle.

Rofe espera encontrar, por fin, "el amor de su vida" en una "chica atractiva, inteligente y con un buen sentido del humor".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat