La víctima mortal de este viernes por la mañana en la C-25 ha elevado la cifra muertos en las carreteras a 171, tres personas más que durante todo el año pasado. Según el jefe de la Comisaría general de Movilidad de Mossos d'Esquadra, Joan Carles Molinero, la principal causa del repunte del 20% en la mortalidad en accidentes de tráfico con respecto al 2017 es la velocidad.

Bajo el lema "No corris. Viu més", la nueva campaña de concienciación del Servei Català de Trànsit (SCT) -la penúltima del año- va enfocada precisamente en esta dirección, entender la velocidad como un factor concurrente en la siniestralidad.

El conseller de Interior, Miquel Buch acompañado del director del Servicio Catalán de Tráfico (SCT), Juli Gendrau, y de Molinero han presentado el vídeo promocional de la campaña en la sede del CIVICAT este viernes.

El objetivo de iniciativa es concienciar a la sociedad sobre los peligros de la velocidad excesiva, apelando a los conductores y conductoras a hacer un cambio de mentalidad en el volante. "Cuando conducimos no podemos tener prisa. Correr y vivir son incompatibles", explicaba Buch, que añadía que a pesar de las diferentes excusas que los conductores pueden tener para ir rápido, siempre se tiene que apostar por la vida propia y de los posibles implicados en un accidente.

Campaña Tráfico 2018 Buch

El vídeo de la campaña muestra a diferentes personas en situaciones concretas que deciden correr al volante para no llegar tarde, para impresionar, para no pasarse la salida de la autopista o que utilizan el móvil mientras conducen, entre otros. En un momento, una familia que va en un vehículo se salta un semáforo en rojo y se atropellada por una furgoneta. La colisión se produce por el lateral donde está sentada una de las hijas de la pareja. Al producirse el choque la imagen pasa a un fondo a negro y empiezan a aparecer grabaciones de imprudencias de conductores y un mensaje: "El exceso de velocidad es incompatible con la vida".

20 km/h por encima del límite

Durante este 2018, la principal causa de accidentes de tráfico con víctimas -heridos y muertos- han sido las distracciones, con un 24% del total de siniestros. El segundo factor más importante es la velocidad con un 14%, aunque esta está presente en calidad de agravante en otras causas como el alcohol y drogas o en las mismas distracciones. "Cualquier accidente con velocidad por el medio tiene unas consecuencias mucho peores", ha asegurado Molinero.

Según los datos recavados, los conductores catalanes superan por término medio unos 20 kilómetros por hora los límites de velocidad establecidos. Eso también se ha visto reflejado en el repunte de las multas por exceso de velocidad. Uno de los factores característicos de este 2018 es un considerable aumento en la movilidad, sobre todo los fines de semana. "Estamos en cifras pre-crisis", señalaba Buch, poniendo énfasis en que la ocupabilidad de los vehículos no es de una sola persona en la mayoría de casos, hecho que tiene una correlación directa con el número de personas afectadas en un siniestro: mismos accidentes, más víctimas.

Con respecto al 2010, año de referencia en el marco europeo, las víctimas en accidentes de tráfico se han reducido en un 22%. Sin embargo, la tendencia a reducir el número de muertes en las carreteras se truncó el pasado 2017, cuando se registró un 6% más que en el 2016. A estas alturas, la cifra de muertos en siniestros ya supera en un 20% los datos obtenidos en el mismo periodo del año pasado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat