La consellera de Salut, Alba Vergés, constata lo que el propio secretario de Salut, Josep Maria Argimon, puso de relieve ayer: la debilidad económica del país ha hecho acelerar la desescalada. El espejo son los países vecinos europeos, y aunque los Fondos Europeos están marcados, las diferencias son sustanciales.

En una entrevista en Catalunya Ràdio, Vergés ha sentenciado: "Con lo que nos viene encima, reclamamos a España que haga como Francia o Alemania". A modo de ejemplo, los restauradores recibirán ayudas que a duras penas rozarán los mil euros con un cobro a partir del 2021, y en otros países se abona hasta el 70% de la facturación prevista para cada uno de ellos.

La gestión está descentralizada por comunidades, pero las ayudas no llegan. La parte buena de la película, según la consellera, es que ahora están más preparados y no hay el efecto sorpresa del pasado mes de marzo, pero insiste en que los datos son realmente preocupantes: "Estamos mucho peor que cuando acabó el desconfinamiento de la primera ola. Tenemos muchos más ingresos al día, pero estamos mucho más preparados". Al gobierno de Pedro Sánchez le pide que haga los deberes: "Si pedimos que la gente se quede en casa, necesitamos ayudas. El Gobierno es el único de Europa que no ha movido un dedo en este sentido".

Campaña de vacunación

Con respecto a las vacunas, ha avanzado algunos detalles: "Hemos calculado 900.000 dosis de las vacunas para personas mayores de 80 años, residencias y personal sanitario". Así pues, este cálculo se ha hecho para el próximo trimestre y el reparto de dosis se dará con un periodo de entre dos y tres semanas de diferencia.

Además, reitera que cuando lleguen "no se autorizarán si no son 100% seguras". Ahora bien, desde Salut ya trabajan para la puesta en marcha de la vacunación y no frenar ningún procedimiento. Más lento es el camino farmacéutico. El trabajo conjunto con este colectivo para rebajar la presión de la atención primaria no será inmediato. Sobre la idea de ofrecer test de antígenos en las farmacias, Vergés advierte: "Estamos trabajando en ello, pero no será rápido".

El futuro más inmediato

¿Habrá tercera ola? "Nada está escrito". Vergés se centra en la segunda ,y el objetivo es alargar la desescalada y reducir las cifras de contagios e ingresos progresivamente. Por eso, habrá que ver cómo quedan algunos sectores o las fiestas más inmediatas: de la Cabalgata de Reyes ha reiterado que el Procicat sigue trabajando en el tema. Y respecto a las pistas de esquí, no hay fecha de apertura. De la misma manera que ha empezado, vuelve a poner el espejo en Europa y recuerda que Francia, Italia o Alemania "no piensan abrir hasta el mes de enero".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat