Pasear por las calles de Atenas con un souvlaki en la mano ya es posible. Todavía no hay muchos turistas, pero a partir del 19 de abril, los residentes de la Unión Europea, los Estados Unidos, el Reino Unido, Israel, Serbia y los Emiratos Árabes Unidos que ya hayan sido vacunados o presenten una PCR negativa hecha hasta 72 horas antes de la llegada pueden entrar en el país, a pesar de tener que cumplir las restricciones internas de movimiento. Grecia ha prometido abrirse a todos los países en estas mismas condiciones a partir del 15 de mayo.

Hasta ahora, esta medida no se ha igualado en ningún otro destino de Europa, una Europea que todavía está inmersa en diferentes olas del coronavirus y que algunos países han optado por volver a endurecer las restricciones. Incluso para Grecia representan un paso importante y firme, ya que todavía hay restricciones para los mismos griegos.

napflio anna solé sanos

Dos souvlakis / A.S.S.

La dependencia del turismo

La medida que ha sido aceptada para unos, en otros genera rechazo, según constata la CNN. Algunos políticos de la oposición ven esta medida como innecesaria porque podría comportar un aumento de casos. El último pico que registró el país fue a principios de abril y los hospitales están al límite todavía.

A pesar de todo, Grecia se siente presionada. El 20% del ingreso nacional depende del dinero que se dejan los visitantes, y los efectos de la crisis del 2008 todavía se notan. La mayoría de gente lo ve como un paso vital para salir de la crisis, aunque insisten que las vacunas y las pruebas tienen que ayudar a mantener a raya el virus.

grècia coronavirus efe

Aeropuerto de Grecia / Efe

Pero como en todas partes, los mensajes son confusos. Si el país o los mensajes oficiales son los de abrir las puertas y tentar a los visitantes, los griegos todavía tienen restricciones a las cuales se tienen que adaptar. Según señala la cadena norteamericana, los griegos tienen que enviar un SMS o llevar un papel si salen de casa para ir de visita al médico, ayudar a dependientes, ir al supermercado o hacer un poco de ejercicio.

Hoy por hoy, sólo se pueden mover entre municipios de su prefectura los fines de semana. El miércoles pasado, el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, anunció medidas entre las cuales está la prohibición de viajes nacionales en torno a la Pascua ortodoxa del 2 de mayo, la fiesta más importante del país. El objetivo, minimizar la transmisión del virus.

La mayoría de hoteles de la capital del país están cerrados y no tienen previsto abrir hasta partir del día 1 de junio. El gobierno, por otra parte, ya ha manifestado en alguna ocasión que los trabajadores de la industria del turismo tendrán prioridad de vacunación en las próximas semanas, señala la CNN.

 

 

Imagen principal: una playa de Grecia / Efe

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat