La palabra coronavirus ya es más que habitual en nuestras conversaciones. Ahora, sin embargo, el término se ha modernizado y además de hablar del coronavirus también hablamos de sus variantes. Por ahora, se sabe que hay aproximadamente unas cuatro variantes que mantienen en estado de alerta a la comunidad científica aunque el virus ha sufrido ya más de 4.000 mutaciones. Existe una variante del Reino Unido que ya ha aparecido, al menos, en 50 países y parece que se está extendiendo de manera más eficiente y rápida que otras variantes más antiguas del virus. Su aparición en plena tercera oleada puso tensa a media Europa, que decidió cerrar fronteras y limitar los vuelos. Pero esta no es la única que se ha registrado. También ha habido variantes en Sudáfrica y Brasil. Finalmente, también se está detectando otra en California que podría provocar también una fuerte expansión.

Variante británica

En el número uno de prioridades, hoy por hoy, está averiguar más cosas sobre la variante británica o variante B.1.1.7, detectada por primera vez en Gran Bretaña. Los centros de control y prevención de enfermedades de los EE.UU. advirtieron sobre una posible propagación de la pandemia. Aunque no hay especialmente "nada" que llame la atención, según los mismos científicos, se cree que su transmisibilidad podría ser más alta. A pesar de todo, no es ni más grave ni provoca más mortalidad.

Eso, pues, es positivo, porque las mismas medidas que se han estado tomando para reducir la propagación del virus, funcionan también con esta variante: uso de mascarillas, distanciamiento social, evitar multitudes y lavado de manos.

Se sabe, sin embargo, según recoge la CNN, que la variante británica tiene una carga viral más elevada, es decir, tiene más reproducción de virus en el cuerpo. Por lo tanto, la variante infecta más células más fácilmente.

Variante sudafricana

La variante vista por primera vez en Sudáfrica y también conocida como B.1.351 o 501Y.V2 tiene un patrón diferente de mutaciones y causa más alteraciones físicas en la estructura de la proteína que la B.1.1.7. Por lo visto, una mutación denominada E484K podría afectar al dominio de unión en el receptor, la parte de la proteína más importante para unirse a las células. Eso podría hacer que el virus pudiera escapar de los efectos de las vacunas. "Hay más preocupación por la inmunidad", explicaba a la CNN Gregory Armstrong, que dirige la Oficina de Detección Molecular Avanzada de CDC. Los fabricantes de vacunas e investigadores académicos están probando muestras de esta variante, junto con otros, para ver si puede eludir la respuesta inmune causada por la vacunación.

Él y sus colegas estarían estudiando la posible respuesta inmune a la infección y dicen que el cuerpo produce centenares de anticuerpos para atacar el virus. Las personas nacen con algunos de ellos y, una vez que se produce la infección, la respuesta inmune madura y es mejor contra el virus, según informa el equipo del doctor Michel Nussenzweig de la Universidad Rockefeller en la revista Nature Monday. Según él, esto tendría que tranquilizar a la gente porque el sistema inmunitario humano se adapta muy bien a las mutaciones virales y produce centenares de anticuerpos diferentes que pueden atacar el coronavirus.

coronavirus celula molecula niaid flickr

Ampliación del coronavirus / Flickr Niaid

Variantes del Brasil

En el Brasil han aparecido dos variantes que llaman especialmente la atención de los científicos. Según recoge la cadena norteamericana, estaría la P.1., que se ha encontrado en el 42% de los ejemplares de una encuesta hecha en la ciudad brasileña de Manaos, y los funcionarios japoneses encontraron la variante en cuatro viajeros del Brasil. Según los científicos, la variante P.1 también lleva la mutación E484K.

Los científicos también han destacado, sin embargo, la P.2, que también se vio por primera vez en el Brasil, provocó una alarma cuando apareció en Gran Bretaña hace un par de semanas y afectó a más de 10 personas.

Variante de California

Finalmente, la última variante que se ha detectado y notificado es la de California o la L425R. Amstrong explicaba también en la CNN que todavía no se sabe mucho sobre ella, ni siquiera si es más transmisible. Ahora bien, destaca que cualquier cepa viral puede ser más frecuente por lo que se conoce como efecto fundador. "El efecto fundador es que un virus esté en un lugar adecuado en el momento adecuado". Si una determinada cepa circula cuando la transmisión aumenta a causa del comportamiento humano, esta cepa circulará y se volverá más frecuente, no porque se extienda con más facilidad sino simplemente porque ya estaba.

Un equipo de científicos de Los Ángeles encontró esta variante en un 36% de las muestras tomadas de 192 pacientes a finales del mes de noviembre y diciembre. El Departamento de Salud Pública de California dijo que la variante se estaba extendiendo cada vez más en todo el estado.

Harán falta más estudios para determinar, finalmente, si estas variantes del coronavirus pueden aumentar la transmisibilidad. En total, ya se han detectado más de 99,2 millones de casos de coronavirus en todo el mundo y 2,13 millones de personas han perdido la vida.

 

 

Imagen principal: ampliación del coronavirus / Flickr Niaid

 

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat