El Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (EMCDDA en sus siglas inglesas) ha advertido que el aumento del consumo de los ansiolíticos derivado de la pandemia de la Covid-19 puede empujar a muchos pacientes al mercado negro. La agencia europea ha expresado su temor sobre el incremento de prescripciones de diazepam (Valium) y alprazolam (Xanax) para tratar la ansiedad y el insomnio, acabe creando una mayor demanda de versiones falsas de estos fármacos por parte de individuos que buscan automedicarse, según informa la ACN.

En el informe que ha desarrollado la institución de la Unión Europea se ha relacionado el auge de este tipo de medicamentos, las benzodiacepinas, y la desviación de sus consumidores hacia el mercado negro a los intentos de las autoridades de limitar las prescripciones médicas para estos fármacos. Como reconoce el mismo Observatorio, estas medidas impuestas por los gobiernos pretende reducir posibles daños o riesgos, como la dependencia.

Las benzodiacepinas son los medicamentos más comunes para paliar los efectos de la ansiedad, el insomnio o la epilepsia. El EMCDDA ha detectado que han aumentado su presencia en el mercado de la droga europeo. El tipo de benzodiacepinas que circulan por este mercado negro son ilegales y su consumo implica más riesgos para la salud que en el caso de los medicamentos homologados, advierte la agencia europea.

Los perfiles que se encuentran en mayor riesgo de desarrollar una dependencia en estos medicamentos han sido tradicionalmente los adictos a otras drogas y los pacientes que consumen de forma legal los fármacos y desarrollan una drogodependencia. El EMCDDA ha avisado que: "Sus consumidores las perciben como relativamente seguras y socialmente aceptables".

Auge del crack

En el informe que ha presentado el EMCDDA también se analiza la situación de la distribución y consumo de drogas en la Unión Europea. Las tendencias han variado durante la pandemia, por ejemplo, en las primeras etapas de confinamiento se dejaron de consumir drogas asociadas a las fiestas como el MDMA. Pero hay otros cambios en el consumo más preocupantes, como el aumento del consumo de crack.

"Entre los preocupantes acontecimientos relacionados con la pandemia, hay indicios de un posible aumento de la disponibilidad y consumo de crack en algunos países", ha asegurado Alexis Goosdeel, director del EMCDDA. Entre los más afectados por el auge de esta droga se encuentra el Estado español.

 

Imagen principal: Muestra de comprimidos médicos / ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat