Que se mantenga una actitud responsable por parte de la población y se siga la tarea de detección y control por parte de las autoridades sanitarias son las dos condiciones que permitirían evitar una segunda ola de Covid-19 a Catalunya. Así lo ha asegurado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una entrevista en Rac1 este lunes.

El máximo responsable de salud ha subrayado que si a pesar de todo se produjera, sería de una "intensidad menor", porque ya se conoce como se comporta el virus y los profesionales saben también como tratar los casos. "Si viniera, que tenemos que evitarlo, yo creo que no será de la magnitud que conocimos", ha dicho. El ministro ha asegurado que el sistema se está preparando igualmente para el "peor escenario". Sobre el confinamiento, considera que no volverá de forma generalizada porque la estrategia es que este sea "quirúrgico".

"Yo creo que no volverá, pero si hiciera falta que volviera porque se nos va de las manos, veremos". Así se ha pronunciado Illa al preguntarle si hará falta un nuevo confinamiento general del Estado en caso de rebrote importante en otoño. El ministro ha defendido que esta segunda ola se puede evitar con la participación de todos, y ha indicado que habrá que continuar en tensión hasta que llegue una vacuna.

laboratorio efe

La vacuna, de aquí un año

Illa ha hecho una previsión de un año para tener la vacuna contra el coronavirus, y ha constatado que hay un "esfuerzo mundial sin precedentes" en este sentido, con un acuerdo para hacer una compra europea y una distribución equitativa en función de la población.

Con respecto a la gestión de la pandemia, Illa ha señalado cuatro momentos complicados: cuándo se prohibió el acompañamiento en los entierros, el 28 de marzo al comunicar al presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, que se tenía que alargar el confinamiento, el positivo de Fernando Simón y cuándo su secretario del ministerio tuvo que ser atendido por un desmayo en el mismo edificio ministerial.

Captura Salvador Illa

El nuevo plan de residencias

Sobre las residencias de personas mayores, donde se ha concentrado un número muy importante de muertes por la Covid-19, el ministro ha considerado que "se tendrá que hacer una revisión a fondo del modelo de residencias de personas mayores", y ha recordado que el 5 de marzo ya se elaboró un protocolo para la gestión de estos centros que "ya sabíamos que eran vulnerables". Este fin de semana, el Procicat ha establecido el nuevo plan de visitas en los centros geriátricos.

Aunque isla ha admitido que "todos hemos llegado tarde" en de detección del coronavirus, ha defendido un aumento del gasto en sanidad de forma sostenida en el tiempo. También ha reconocido que "los recortes de la última década no han ayudado nada" a la hora de luchar contra esta pandemia. El ministro también ha admitido que cuando empezó la pandemia él no hubiera dicho que se habría llegado a la cantidad de muertes que finalmente se ha producido al Estado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat