El Gobierno, a partir de este domingo, podrá geolocalizar a través del móvil a todos los ciudadanos, aunque, bordeando la frontera de los derechos fundamentales.

El ejecutivo español ha aprobado esta norma para hacer frente al coronavirus. Según explica el diario El País, el Ministerio de Asuntos Económicos dirigido por Nadia Calviño y, en concreto, la secretaría de estado de digitalización e inteligencia artificial, ha aprobado una norma que autoriza el desarrollo de una aplicación para el teléfono móvil que permita a las autoridades sanitarias comprobar si una persona está dentro de la comunidad autónoma que declara estar.

Así consta en una orden ministerial publicada el 28 de marzo en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en que se atribuye al Ministerio de Sanidad una serie de prerrogativas para poder controlar mejor la expansión de la Covid-19.

El estudio cubrirá todo el territorio nacional, dividiendo España en unas 3.200 áreas de movilidad, que identifican agrupaciones de población de entre 5.000 y 50.000 habitantes. Los datos de posición analizados permitirán tener una muestra de 40 millones de teléfonos móviles en toda España.

No obstante, ni el Ministerio de Economía ni el de Sanidad han hecho ninguna referencia sobre que el aplicación móvil pueda controlar la veracidad de los datos de ubicación de los ciudadanos durante el confinamiento, una prerrogativa que puede chocar con la Ley de Protección de Datos.

 

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat