Este sábado el pabellón Victòria Eugènia, el número 7, de la Fira de Barcelona (Montjuïc) ha abierto las puertas, a las 17 de la tarde, para alojar hombres, mayoritariamente, sin techo que no tengan síntomas de coronavirus. Los niños y las mujeres han sido acogidos en otros centros.

Este nuevo espacio abierto por el Ayuntamiento de Barcelona con la ayuda de la Fira de Barcelona, la Cruz Roja y el Ejército de Tierra, dispone de literas de tres camas, mesas, duchas y lavabos portátiles. El objetivo es que aquellas personas que no tengan la posibilidad, se puedan confinar en un espacio.

Tiene capacidad para alojar a 225 personas, a las cuales se les ha cogido la temperatura para asegurarse de que no tienen fiebre. En caso de tener síntomas se los ha destinado a otros centros.

Desde esta tarde que el pabellón ya está lleno. Les han entregado un chándal, una camiseta, calcetines, ropa interior y alpargatas.

Las instituciones encargadas de gestionar el espacio son la Cruz Roja y el ayuntamiento de la ciudad, aunque es el Ejército de Tierra quien asume el servicio de cocina y se encargaran de la limpieza general y del mantenimiento de los lavabos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat