El excomisario José Villarejo, que hasta hace unos meses era el jefe de la Unidad de Inteligencia de la Policía y uno de los responsables de fabricar pruebas en la Operación Catalunya, ha denunciado en la Audiencia Nacional al director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán.

Esta denuncia que recoge el rotativo Okdiario, nace después de la investigación que ha hecho Villarejo donde dice que ha descubierto que el CNI espía a políticos en prostíbulos, amenaza de muerte a Corinna, "la amiga" del rey Juan Carlos I, o roba fondos reservados.

En un escrito, Villarejo se queja de que no se le permite explicarse en "tan ilustre sede nacional", refiriéndose a la Audiencia y desgrana todos los casos que ha investigado. 

Entre el material hay la presencia de un prostíbulo situado al lado del Congreso de los Diputados que sirve para espiar a aquellos políticos que son "clientes". Villarejo también denuncia las actividades ilícitas relacionadas con el manejo de fondos reservados como el "pago ilegal a terroristas para liberar a secuestros nacionales" o la "pérdida de fondos reservados en pagos sin justificar".

Villarejo acusa que "los servicios secretos se sirven de la Policía para su interés" y se ofrece al juez a entregar toda la documentación que crea conveniente para apoyar sus acusaciones.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat