En plena crisis del coronavirus, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, decidió levantar el hospital Zendal, el buque insignia de su mandato y una herramienta de propaganda política que se ha visto rodeada de decenas de polémicas. Con un coste de 170 millones de euros, la construcción del hospital está llena de sombras y de contratos oscuros.

Ahora, además, con la covid de bajada y con una ocupación de sólo el 2% de su capacidad, se suma una nueva pregunta: ¿qué se hará del Zendal y cómo se amortizará la inversión?

Cientos de contratos, a dedo

La gestión de este hospital ha sido muy oscura desde sus inicios y es que prácticamente todos los contratos, más de 150, se han adjudicado a dedo sin publicidad ni concurso público, según ha avanzado ElDiario.es. Ayuso lo hizo a través de un "procedimiento de construcción de emergencia" que permitía el estado de alarma. Entonces, se podían conceder contratos sin tener que publicitarlos ni celebrar concursos.

Así pues, mientras públicamente la popular criticaba el gobierno de Pedro Sánchez para alargar el estado de alarma, ella se beneficiaba.

EuropaPress 3576534 presidenta comunidad madrid isabel diaz ayuso centro acompanada

Europa Press

Las adjudicaciones

Para empezar, la adjudicación de la construcción del hospital se hizo sin concurso y entre las empresas está como Ferrovial, Dragados y Constructora San José. Tuvo unos sobrecostes del 149% y, sólo la construcción, ya supuso el 82% del total del presupuesto total.

Pero este no es el único gasto sospechoso: la seguridad se adjudicó por dos millones de euros a Ariete, una empresa de una miembro del PP de Alarcón (Silvia Creu Martín) y también hay 369.759 euros en un contrato para El Corte Inglés para la sala de prensa.

¿Y ahora qué?

A pesar de estos gastos, Ayuso nunca contrató más personal sanitario para el hospital, sino que lo sacó de otros centros. Por lo tanto, no había ningún proyecto más allá de la pandemia.

EuropaPress 3576570 varias camas pabellon hospital publico enfermera isabel zendal madrid

Europa Press

Ahora, la mayoría han vuelto en sus puestos de trabajo y con la llegada de la vacuna y con la covid de bajada, el Zendal está al 2% de ocupación. De las 1.000 camas y 40 UCIs, en estos momentos sólo hay 26 pacientes. En este contexto, Ayuso ha modificado la dirección de centro, con el nombramiento de Javier Marco como nuevo director, después de la salida de Fernando Prats como jefe de Hospitales e Infraestructuras Sanitarias.

Algunos rumores apuntan que el Zendal se podría convertir en un almacén o en un espacio anexo al Hospital de la Paz, pero el cierto es que no se sabe pasará. Según explican desde la Comunidad de Madrid, se está ultimando un plan funcional para el centro sanitario pero todavía no han trascendido los detalles más allá que prevé albergar un "centro de recuperación tabla hospitalaria" y/o un laboratorio de salud pública.

El edificio difícilmente se amortizará e Isabel Díaz Ayuso ya ha ofrecido las instalaciones a Pedro Sánchez. El futuro es un interrogante, pero los contratos ya están firmados.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat