Momentos de tensión y disturbios en el exterior del Camp Nou durante la celebración del Clásico, que este miércoles enfrenta el Barça y el Madrid. En un primer momento, los Mossos d'Esquadra han cargado para evitar enfrentamientos entre manifestantes de Tsunami Democràtic y de los Boixos Nois, seguidores radicales del FC Barcelona, delante de uno de los accesos al estadio.

Los ultras eran acompañados por los Mossos al campo, pero se han encontrado con los concentrados de Tsunami y ha empezado la pelea. La Brimo ha actuado y los dos grupos se han disuelto. Según los Mossos, en el transcurso de esta actuación se ha hecho al menos un detenido por haber lanzado una botella de vidrio a los agentes. Los Mossos han mantenido un cordón policial en este punto.

La tensión, sin embargo, ha seguido creciendo después de las cargas entre cerca de un centenar de personas encapuchadas que han hecho lanzamiento de pirotecnia y latas y botellas a la línea policial. La situación se ha agravado cuando los manifestantes han montado barricadas y las han encendido.

Se han quemado contenedores en diferentes puntos de Travessera de les Corts y se han activado los Bomberos con el fin de apagarlos y restablecer la situación en la zona. Ha habido un segundo detenido. Paralelamente, por la megafonía del campo se ha pedido a los asistentes al partido que no salieran por los accesos que dan a Travessera de les Corts.

Los incidentes han acabado con cinco detenidos por desórdenes públicos y lanzamientos a los agentes. 

Al menos 46 personas han requerido asistencia sanitaria, todas ellas de carácter leve, por lesiones sufridas en los disturbios.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat