La sesión de control de hoy ha sido muy tensa. El Partido Popular ha criticado que el gobierno de izquierdas "haya bloqueado la comisión de investigación" en las Illes Balears y los acusa de tener víctimas de primera y de segunda. Han acusado al actual Gobierno de esconder la mala gestión de cómo el ejecutivo balear de la socialista Francina Armengol ha llevado el caso de las menores tuteladas que fueron, presuntamente, prostituidas.

El Institut Mallorquí d'Assumptes Socials ha admitido que puede haber hasta 16 casos de abusos sexuales a menores, 15 niñas y un niño, que se encuentran bajo su tutela, en diferentes centros de acogida. El caso está bajo investigación y el gobierno balear, de momento, se ha negado a abrir una comisión de investigación en el Parlament balear.

El caso ha saltado hoy al Congreso de los Diputados. Y allí todo se ha mezclado y se ha convertido en un juego de reproches entre partidos, donde no ha faltado la crítica al feminismo y a lemas de estos grupos como "hermana, yo sí te creo". El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, ha explotado y ha atacado al grupo popular: "Que estemos hablando de niñas prostituidas en las Baleares y ustedes se descojonen, indica su nivel moral". El líder de Podemos respondía así después de escuchar que buena parte del hemiciclo se reía y le reprochaba sus palabras. Iglesias, en aquel momento, acababa de pedir que "por salud democrática, no se produjera una disputa política" sobre esta cuestión.

 

 

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat