Que los vecinos se quejen de los robos a los domicilios es habitual. Lo que no lo es tanto es que con ellos hagan un frente común a los que tienen que velar por su seguridad: Los Mossos d'Esquadra.

Hoy, después de un trimestre donde ha habido 240 robos registrados en el Área Básica Policial de Mataró, una de las tres que hay en el Maresme, vecinos y MosS.O.S, el colectivo que agrupa diferentes sindicatos, han hecho una escenificación conjunta en Dosrius, uno de los municipios donde habido un incremento de robos y donde los vecinos se han organizado por su cuenta.

Hacen patrullas urbanas. Y eso inquieta en el Ayuntamiento y los mismos Mossos que reclaman en la conselleria de Interior más medios. Más Mossos, una bolsa de horas extra y un plan efectivo para atender los robos en el Maresme. Ahora mismo, con el refuerzo, un vehículo de Mossos puede llegar a tardar media hora en llegar al lugar de los hechos, cuando lo que está establecido es un tiempo máximo de 10 minutos.

Además, los MosS.O.S ponen de relieve que "si los agentes están en peligro, ya sabemos quién está en peligro", refiriéndonos a la ciudadanía. "Estamos al lado de la ciudadanía. No tenemos medios ni recursos suficientes. Si tardamos media hora en llegar, entran a robar en 3 casas más", dicen delante de el Ayuntamiento de Dosrius dónde hoy han convocado a la prensa para exponer la situación. El vehículo de refuerzo que sale del ABP de Arenys da cobertura a 10 municipios. Critican también los MosS.O.S que el helicóptero que se activa de vez en cuando no es efectivo. Y que las bandas que hacen los robos tienen formación militar, provienen de los países del este y han luchado a la guerra de los Balcanes.

Han escogido este municipio porque está donde los vecinos se han organizado con patrullas nocturnas y grupos de whatsapp. En Dosrius en un año se han duplicado los robos. De 27 denuncias en el 2017, se ha pasado a 50 en el 2018. El municipio sólo tiene 7 agentes de la Policía Local y dependen de los Mossos para hacer frente a la situación.

El alcalde, Marc Bosch, que viendo la convocatoria ha querido salir a dar explicaciones, se ha mostrado preocupado: "No critico a los vecinos. Muchas identificaciones se hacen gracias a la ciudadanía, pero no tienen que estar en riesgo ni hacer de policías".

Bosch explica que el hecho de que el conseller Miquel Buch no fuera a la última reunión del Consejo de Alcaldes del Maresme lo decepcionó. "Nos supo muy mal porque hacía tiempo que queriamos la reunión" explica.

Hace dos años que les prometieron que se desplegarían 500 Mossos d'Esquadra. En el margen que eso todavía no ha pasado porque la promoción no se ha hecho hasta este año, "es insuficiente".

En Dosrius el alcalde dice que se ha conseguido "un poco de estabilidad" en la policia local. Aunque la seguridad es responsabilidad de la conselleria de Interior, desde el Ayuntamiento se contratará de urgencia un agente más y que las dos plazas de interinos saldrán ahora a concurso. También se pondrán 3 puntos de cámaras de reconocimiento de matrículas.

"No tenemos vida"

Ante la indefensión, los vecinos de Dosrius se organizaron en patrullas nocturnas. Una decisión arriesgada que primero no vio con buenos ojos ni el alcalde ni el jefe de la Policía Local. Pero los Mossos d'Esquadra supervisaron a partir de una reunión dónde se aconsejó a los vecinos de que tenían que hacer y que no ante una situación de alarma.

Los vecinos salen a las noches dentro del coche y en pareja. Los vehículos hacen rondas de dos horas i van identificados para que nadie se asuste.

Están organizados por dos grupos de whatsapp. Uno donde hay todos los vecinos donde se avisa si hay un robo una presencia sospechosa. Inmediatamente se pasa el aviso al grupos de whasapp de las patrullas para que vayan.

Cuando reciben una alerta la patrulla va al lugar de los hechos y sin salir del coche mira de identificar si la persona en actitud sospechosa es un vecino o realmente es un ladrón. Y si se trata de un robo se llama a los Mossos.

"No tenemos vida", dice Veronica Sánchez a El Nacional. La Vero, ha organizado las patrullas y es una de las que sale cada noche. Dice que han notado que desde hace 15 días no hay robos en la zona y lo atribuye a la presión vecinal.

"Queremos a más policía. Es la única cosa que pedimos. Nosotros no tenemos que exponernos", concluye.

El sábado al mediodía se volverán a manifestar a las 12h y tienen previsto cortar la carretera que va de Argentona a Llinars. También se quieren poner en contacto con vecinos de otros municipios donde habido un incremento de robos para compartir la experiencia.

 

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat