La sede del partido político Crida Nacional en la calle Roger de Llúria de Barcelona ha sufrido un acto vandálico durante la noche pasada. Su fachada y su escaparate han aparecido manchados de pintura de color rojo, con pintadas que no están firmadas.

"Por más pintura que nos tiren, no nos taparán. Nuestro escaparate es la democracia y la no violencia", dice la Crida Nacional en un tuit a su Twitter. "No nos detendremos. ¡Sigamos"!, finaliza el tuit.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat