¿Dónde está Josep Miquel Arenas Beltrán?

El rapero Valtònyc, condenado por la letra de sus canciones, ha huido fuera del territorio español para evitar entrar en la prisión y para trabajar desde Europa en la defensa de la libertad de expresión, según varias fuentes consultadas por El Nacional. El rapero se ha ido al exilio para instalarse, con toda probabilidad, en Suiza o Bélgica.

Este jueves se le acababa el plazo de diez días para presentarse en una prisión. Podía escoger la que quisiera de todo territorio español, pero ha decidido no entrar en ninguna. Valtònyc está condenado por el Tribunal Supremo a tres años y medio de prisión por la letra de sus canciones por los delitos de enaltecimiento de terrorismo y humillación a las víctimas, injurias al rey Juan Carlos I y amenazas a Jorge Campos del partido Actúa Baleares.

A pesar del plazo de 10 días para ingresar en un centro penitenciario, el músico tenía libertad de movimientos y no tenía que estar vigilado. No obstante, lo cierto es que la policía diseñó un dispositivo de vigilancia y seguimiento para estos diez días, para impedir que cogiera ningún vuelo y saliera de la isla de Mallorca, donde vive. A pesar de eso, le han perdido la pista.

Dispositivo policial burlado

Valtònyc se ha ido antes. Se ha marchado de la isla mientras la policía preparaba un dispositivo justamente para evitar la huida y mientras centenares de seguidores suyos compraban billetes de avión a su nombre con diferentes destinaciones en una campaña pensada para despistar a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. El rapero hace más de 10 días que salió de Mallorca y sin levantar ningún tipo de sospecha.

De hecho, la compra masiva de billetes a su nombre que se pidió hacer a partir del 15 y hasta mañana, 24 de mayo, empezó después de que Valtònyc abandonara el territorio español.

La policía empezó a advertir este martes que no sabían dónde localizarlo. De hecho, el músico hace días que no aparece públicamente, sólo se tiene noticia de él por las redes sociales.

Valtònyc tenía previsto, y así lo hizo público, no presentarse voluntariamente en la prisión, lo que comporta una orden judicial y la detención en su casa para hacer el ingreso forzoso en el centro penitenciario. Por lo tanto, si no se presenta, la policía lo irá a buscar a su casa. Pero el rapero ya ha advertido hoy miércoles con un tuit que allí no encontrarán a nadie.

La vía judicial

Mientras tanto, su abogado, Juan Manuel Olarieta, ha recurrido ya al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo. Ha presentado un recurso pidiendo la anulación de las dos sentencias. Alega que se han vulnerado los derechos fundamentales del rapero. El letrado pidió a Estrasburgo que se suspendiera el ingreso en la prisión mientras no se resolviera el recurso.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat