La inminente inhabilitación del president de la Generalitat, Quim Torra, ha permitido al independentismo encontrar esta unidad que tanto anhela. O así ha sido, al menos, durante las votaciones clave de las propuestas de resoluciones presentadas a raíz del debate de política general.

JxCat, ERC y la CUP han aprobado este viernes la propuesta conjunta que rechaza "el enjuiciamiento y la posible condena" del president Torra y "reitera su solidaridad con él ante los dos procesos judiciales injustos a los cuales se enfrenta por haber defendido las instituciones catalanas, la libertad de expresión, la libertad de los presos y de los exiliados y el derecho a la autodeterminación".

 

Aparte, el texto también califica de "desproporcionado" e "indigno" el juicio al president catalán, y denuncia que el Tribunal Supremo "cuestiona el funcionamiento de organizaciones internacionales como Amnistía Internacional o Naciones Unidas".

Represión generalizada

La propuesta también recuerda la represión del Estado ejercida contra los presidents Artur Mas y Carles Puigdemont y contra la presidencia del Parlament, "así como miembros del Govern, cargos electos, activistas sociales y ciudadanos y ciudadanas" para condenarla de la misma forma.

La propuesta va más allá y constata que "la represión ejercida por parte del Estado español es la principal fuente de inestabilidad política en Catalunya". También asegura que "no se detendrá con una posible inhabilitación de" Torra, "como no empezó ni se detuvo con la represión ejercida contra los tres anteriores candidatos de esta legislatura a la presidencia de la Generalitat".

El texto también reivindica "la voluntad soberana de la ciudadanía de Catalunya por encima de cualquier criminalización, amenaza o intimidación o intento de deslegitimación por parte de la judicatura o la Fiscalía españolas".

Curiosamente, el texto también constata que "con el cambio de gobierno en el Estado español no ha cambiado la dinámica represiva ni la persecución judicial hacia los líderes catalanes escogidos en las urnas ni otros movimientos de disidencia política". Sin embargo, ERC fue uno de los grupos en el Congreso que avalaron la formación del gobierno del PSOE y Unidas Podemos.

Compromiso "renovado" por la independencia

La propuesta independentista asegura "renovar" su compromiso con la ciudadanía y con su voluntad mayoritaria con el fin de alcanzar democráticamente la independencia", la cual es, según apunta, "la única manera de proteger las instituciones y el bienestar social y económico del país".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat