Jordi Turull ha advertido que la represión sobre los políticos independentistas no ha acabado, a pesar de los indultos. "Mañana me puedo encontrar con la muerte civil total", ha asegurado en una entrevista a RAC 1 en referencia a la persecución del Tribunal de Cuentas41 ex altos cargos de la Generalitat.

Turull ha insistido en la sorpresa que le provoca que el tribunal lo haya imputado por los gastos de Acció Exterior entre 2011 y 2017, cuando en aquel periodo no formaba parte del Govern o era conseller de Presidencia. Es decir, que o no participaba en el Ejecutivo o lo hacía lejos de Acció Exterior.

La estrategia del Tribunal de Cuentas se está centrando en pedir sumas millonarias para aquellos que considera parte de la causa del caso Diplocat. "Dejé de sumar lo que me pide el Tribunal de Cuentas porque la suma ya era millonaria", ha asegurado con resignación Turull y ha añadido: "Con lo que me piden a mí tengo que trabajar esta vida y la siguiente".

Indignación internacional

La actuación del Tribunal de Cuentas contra varios políticos independentistas ha sido condenada dentro y fuera de las fronteras catalanas. Uno de los casos que más resonancia ha tenido en el ámbito internacional ha sido el de Andreu Mas-Colell. El exconseller Mas-Colell ha recibido el apoyo de académicos y premios Nobel de todo el mundo, los cuales se encuentran azorados ante la actuación de la justicia española.

Contexto, no convicción

La situación a que el Tribunal de Cuentas ha arrastrado a Turull, junto con otros cargos de la Generalitat, hace que el exconseller reafirme que la represión contra el independentismo continúa a pesar de los indultos. "Los indultos han sido dados más por contexto que por convicción", ha asegurado Jordi Turull, quien considera que los indultos son el resultado de las derrotas judiciales y políticas que España ha sufrido en la esfera europea y no una apuesta sincera por la concordia.

Turull ha recordado que el PSOE, el cual ahora hace gala de la magnanimidad y el diálogo, siempre ha estado presente cuando se ha castigado al movimiento independentista. Jordi Turull se ha mostrado reticente a confiar en el PSOE.

 

Imagen principal: Jordi Turull en el discurso posterior a su liberación de la prisión de Lledoners por la concesión de los indultos / Sergi Alcàzar

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat