El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha fijado para el 16 de junio la comparecencia como investigado del conseller de Interior, Miquel Buch, suspendida el pasado 25 de marzo por el estado de alarma, por el servicio de escolta al president Carles Puigdemont después de su exilio. Según ha informado este viernes el TSJC, la comparecencia de Buch en esta causa, por los delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos, es por nombrar como asesor a un sargento de los Mossos d'Esquadra para que presuntamente siguiera haciendo de escolta de Puigdemont.

La magistrada del TSJC citó inicialmente como imputado a Buch el pasado 25 de marzo, a raíz de la querella interpuesta por la Fiscalía Superior de Catalunya, que acusa al conseller de desviar 52.712 euros por la remuneración que el sargento, Lluís E., percibió mientras ejerció de asesor de Interior, entre julio del 2018 y en marzo del 2019.

No obstante, la comparecencia de Buch, igual que la del sargento -que también está imputado y que estaba prevista inicialmente para el día siguiente-, quedaron suspendidas al decretarse el estado de alarma por el coronavirus. Ahora, una vez se está recuperando la actividad en los juzgados, el TSJC ha citado a Buch el martes 16 de junio y al sargento Lluís E. el jueves 18 de junio.

En su querella, que la Fiscalía presentó a raíz de una denuncia de varios diputados de Ciudadanos, el ministerio público sostiene que el nombramiento de Lluís E. como asesor de Buch respondía "únicamente y exclusivamente al legítimo e indisimulado propósito de dar cobertura y protección" en Puigdemont.

"Tranquilidad absoluta"

El día en que la Fiscalía interpuso la querella en su contra, el pasado 12 de noviembre, Buch ha afirmado que "en ningún caso" nombró a un asesor para hacer de escolta de Puigdemont y mostró su "tranquilidad absoluta" por el trabajo que realiza su Departament.

Según la Fiscalía, el sargento investigado no tenía "la más mínima aptitud" para el ejercicio de sus funciones como asesor y fue nombrado por "la arbitraria voluntad" de Buch, ya que no consta que efectuara "actividad de asesoramiento de ningún tipo", más allá de la entrega de varios estudios que el ministerio público considera genéricos e incluso plagiados.

Lluís E., que ya formaba parte del servicio de escoltas de Puigdemont cuando era president de la Generalitat al lado de otros agentes del cuerpo, y lo acompañó desde que se instaló en Bélgica. Con la Generalitat intervenida por el artículo 155, la División de Asuntos Internos (DAI) de los Mossos abrió una investigación interna al sargento, expediente que concluyó el 20 de julio del 2018 con cuatro meses de suspensión de empleo y sueldo y el traslado del agente del área de escoltas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat