La restitución del major Josep Lluís Trapero al frente de los Mossos d'Esquadra ha llegado a la prensa alemana. El semanario Der Spiegel, el más importante del país, ha explicado que es un caso de restitución después de los ceses que impuso en la Generalitat el Gobierno español con la aplicación del 155.

Der Spiegel no esconde la paradoja que simbolizó Trapero: "Se convirtió en un héroe después de los ataques terroristas de Barcelona y poco después la Justicia lo persiguió", señala.

"Justo unas semanas antes de la escalada del conflicto de independencia, Trapero se convirtió en un héroe en toda España por la investigación de los ataques terroristas de Barcelona en agosto de 2017. Después del referéndum de independencia, este hombre de 54 años fue destituido del cargo el 28 de octubre del 2017 por el gobierno central de Madrid, que situó a Catalunya bajo una administración forzada en aquel momento," recuerda.

Der Spiegel

"Catalunya: Trapero otra vez al frente de la policía", titula Der Spiegel

Según la revista, el jefe de la policía catalana fue acusada de colaborar con los dirigentes independentistas en torno al president Carles Puigdemont, que fue cesado al cabo de poco, para hacer posible el referéndum inconstitucional. "Lo amenazaron con una pena de prisión de hasta 15 años si era condenado. La absolución, en cambio, le ha permitido volver en el despacho", dice.

Der Spiegel recuerda que Trapero ha recuperado el cargo reconociendo errores, y dice que ha pasado tres años "duros y dolorosos".

Con un parlamento de 7 minutos, Trapero ha agradecido en un acto en el complejo Egara de los Mossos en Terrassa (Vallès Occidental), "eternamente" el trabajo de Ferran López, Miquel Esquius y Eduard Sallent, que han comandado el cuerpo los últimos tres años, los tres años más duros para los Mossos, en que el mismo Trapero ha admitido que ha habido una pérdida de confianza de la sociedad.

El major ha entonado el mea culpa y ha admitido errores. "Mi defensa del cuerpo no fue bien entendida. Provocó relaciones personales que se complicaron", ha dicho haciendo claras referencias a la tensión que tuvieron los días previos al 1-O con los mandos de la Guardia Civil, el CNP y Diego Pérez de los Cobos, enviado del Estado español para coordinar a las policías. De hecho, esta misma mañana Trapero ha llamado ya a los responsables de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, tanto de Barcelona como de Madrid, a quien ha anunciado su visita próxima y de quien ha recibido, ha dicho, una muy buena respuesta.

Trapero también ha dejado claro que quiere sacar del foco mediático al cuerpo de los Mossos d'Esquadra, y sobre todo, del debate político. "Creo en la rendición de cuentas y la transparencia. Pero tenemos que estar fuera del foco mediático por cuestiones que no son propias del cuerpo policial".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat