El president y el vicepresident del Parlament, el republicano Roger Torrent y Josep Costa (JxCat), no han escondido las diferencias que mantienen en relación a la posibilidades que otros diputados asuman las funciones de Carles Puigdemont y los diputados presos, tal como reclamaba al juez Pablo Llarena.

Después de que JxCat haya presentado de nuevo el escrito que el pasado mes de abril registró para pedir la delegación del voto de Puigdemont y los presos, Torrent ha dejado claro que los letrados reclaman que se dé cumplimiento al acuerdo del pleno del lunes donde se niega a que los diputados estén suspendidos pero donde se deja claro que mientras dure esta situación podrán designar diputados para que asuman sus funciones.

Costa ha insistido en que hay una delegación de voto vigente y que la resolución del lunes no obliga a ningún tipo de cambio.

La discrepancia ha llegado al punto que cuando Torrent ha propuesta fijar un plazo de una hora para que JxCat presentara un nuevo escrito, tanto JxCat como Ciudadanos -a pesar de que por razones radicalmente diferentes- se han mostrado en contra, es decir, la mayoría de la Mesa.

Se momento, los diputados han recibido un mensaje donde se avisa que el pleno queda postpuesto hasta nuevo aviso.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat