"La canciller Angela Merkel fue quien evitó un baño de sangre el día del referéndum sobre la independencia del 1 de octubre". Eso es lo que afirma el diario alemán Telepolis en un extenso artículo titulado "Cada vez es más difícil para el juez español Llarena".

El diario recuerda lo que dijo el síndic de greuges Rafael Ribó en una entrevista al diario escocés The National; Ribó reveló que la canciller alemana telefoneó durante la represión policial del referéndum del 1-O el entonces presidente español, Mariano Rajoy, para dejarle claro que "Europa no puede aceptar la brutalidad policial".

Es por eso que Telepolis asegura que Merkel "evitó un baño de sangre" y añade que "estaba claro que tenía que haber intervenciones policiales al mediodía". En la misma línea, indica que gracias a la llamada "las tropas policiales que habían llevado a cabo una operación militar contra ciudadanos pacíficos fueron llamadas a dar marcha atrás. No volvieron a intervenir por la tarde, como se esperaba, para confiscar urnas".

Telepolis indica que la llamada es "la única explicación por la cual, a partir de las 14.00 horas, los votantes ya no fueron amenazados por balas de goma ilegales y ya no se golpearon más cabezas".

En la entrevista en que Ribó hizo pública esta conversación entre los dos jefes de gobierno, expuso que la participación de Merkel es el único indicio de una intervención de los políticos europeos ante los españoles, en esta cuestión.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat