El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà ha demostrado este martes que el catalán está discriminado a la Cámara Baja española ante la proposición de ley de Ciutadans que reclama que las lenguas cooficiales, catalán, euskera y gallego, no sean un mérito para acceder a trabajos públicos.

Para hacerlo, Tardà ha iniciado a su parlamento en catalán, recordando al diputado a Toni Cantó, quien ha defendido la propuesta de Cs, que Bélgica es un ejemplo de modernidad a nivel lingüístico porque sus ministros, independientemente de su origen, usan la traducción simultania entre el francés y el flamenco para "demostrar que viven en un estado plurinacional y plurilingüístico.

Al mismo tiempo, Tardà también ha recordado que en Suiza la lengua romanche es considerada como una lengua oficial a pesar de tener sólo 35.000 hablantes. En este punto, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha detenido el discurso de Tardà por exigirle que usara "la lengua que entienden todos los españoles", el castellano.

Tardà, que ha reanudado su discurso en castellano, ha preguntado a Cantó dónde estaba la igualdad lingüística en el Congreso y le ha recordado que en las Cortes Valencianas, todo el mundo que quiera puede hablar en castellano o catalán, de hecho, Tardà ha ido más lejos asegurando que sería una "aberración" que alguien prohibiera usar el castellano en el parlamento valenciano. En cambio, en el Congreso, las lenguas cooficiales están vetadas y se exige que todo el mundo hable el castellano.

El castellano ha desaparecido en "zonas" como Catalunya

El diputado de Ciudadanos, el valenciano Toni Cantó, ha defendido, en castellano, la propuesta de ley de Cs asegurando que el castellano ha "desaparecido" en "zonas" como Catalunya, las Illes Balears, el País Valencià, el País Vasco o Galicia.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat