El acuerdo de la Junta Electoral Central que retiraba el acta de eurodiputado a Oriol Junqueras es, de momento, plenamente válido para el Tribunal Supremo. Ni una semana después, la sala contenciosa del alto tribunal ha desestimado las medidas cautelarísimas solicitadas por el líder de ERC y por lo tanto mantiene la decisión del árbitro electoral. Argumenta que está condenado con sentencia firme y lo tramita por la vía ordinaria. Ahora la sala de lo penal tiene que decidir cómo aplica la sentencia del Tribunal de Luxemburgo. La decisión podría salir hoy mismo o, como muy tarde, mañana, ya que el lunes están convocados Junqueras, Carles Puigdemont y Toni Comín en el Parlamento Europeo para asumir el cargo.

De esta manera, los magistrados de la sala tercera han desestimado la petición de Junqueras de suspensión cautelarísima del acuerdo de la JEC, es decir, hacerlo de manera urgente. Ahora esta misma sala tramitará el incidente como medida cautelar ordinaria de suspensión, y da cinco días a la Junta Electoral Central para presentar alegaciones antes de tomar una decisión.

 

Los jueces concluyen por unanimidad que hay que tener en cuenta que hay una sentencia firme del 14 de octubre del Tribunal Supremo. "La existencia de esta resolución condenatoria determina que no se pueda dar lugar a la petición del recurrente", justifican para desestimar la medida cautelarísima. También sostienen que este rechazo a la medida cautelarísima "no vulnera los derechos fundamentales invocados por Junqueras ni el derecho de la Unión a la luz de la propia sentencia del TJUE".

"La prevalencia obligada a la jurisdicción del orden penal impide a esta Sala adoptar decisiones que puedan interferir en la ejecución de una sentencia penal firme o entorpecer la eficacia de sus pronunciamientos", insisten los magistrados.

Pendientes de la sala de lo penal

El pasado viernes, antes del debate de investidura, la JEC decidió quitar al líder de ERC el escaño como eurodiputado, así como inhabilitar al president Quim Torra El acuerdo de la Junta Electoral contó con el voto particular de cinco miembros, que consideraban que antes se tenía que pronunciar el Tribunal Supremo sobre el alcance de la sentencia del TJUE. La JEC también proclamó a Jordi Solé como eurodiputado, al ser el siguiente candidato de la lista de Ahora Repúblicas.

Pero todavía hay que abordar el fondo de la cuestión, que está en manos de la sala de lo penal, también reunida este jueves. La Fiscalía y la acusación particular de Vox solicitaron que no se le permitiera salir de la prisión al estar condenado por sentencia firme. Pero la Abogacía del Estado defendió que pudiera ejercer de eurodiputado mientras se tramitaba el suplicatorio en la Eurocámara. Ahora la sala de Manuel Marchena tendrá que decidir qué hace.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat