La sala de admisiones de lo penal del Supremo ha solicitado este jueves a la Fiscalía que informe si procede abrir causa al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y a otras personas por tres delitos relacionados con la pieza Dina en el marco del conocido como caso Villarejo. Es el paso habitual después de que ayer la Audiencia Nacional pidió al Supremo que investigara a Iglesias en el marco de una de las piezas separadas del caso Villarejo, por su condición de aforado.

La exposición razonada del juez Manuel García Castellón ya está sobre la mesa del alto tribunal, que pide a la Fiscalía que informe sobre competencia y sobre si existen indicios para comenzar a investigar a los aforados.

Asimismo, se designa ponente, sobre la apertura o no de la causa, al magistrado Andrés Palomo del Arco. Esta sala de admisión está formada por el presidente de la sala, Manuel Marchena, y los magistrados Andrés Martínez Arrieta, Andrés Palomo, Ana Ferrer y Eduardo de Porres.

Coincide que cuatro de estos magistrados juzgaron el proceso independentista de Catalunya, y otro fue el instructor de la causa contra la portavoz en el Congreso de JxCat, Laura Borràs. Ahora decidirán si investigan al vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, en relación al robo de la tarjeta del teléfono móvil de la que fuera su asesora, Dina Bousselham, y el posterior uso de los archivos que contenía.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat