Oriol Junqueras: "El derecho a la autodeterminación forma parte del ordenamiento jurídico español". El vicepresident y líder de ERC planta cara a Pablo Llarena en su declaración en el Tribunal Supremo posterior a su procesamiento.

En los audios del sumario, al que ha tenido acceso El Nacional de forma íntegra, está la declaración que presta Oriol Junqueras en el Tribunal Supremo después de su procesamiento, el 16 de abril del 2018, en que defiende de forma contundente el derecho a la autodeterminación de Catalunya. Un derecho avalado por la ley española.

"Un referéndum no es un delito", dice firme Oriol Junqueras, que, además, afirma ante el magistrado que "la participación ciudadana está amparada por las libertades fundamentales".

En la misma declaración, Junqueras explica que el 27 de octubre se hizo una declaración de independencia, que nunca se ha cuestionado la línea política de ERC sobre la independencia de Catalunya, que la sentencia del Estatut el año 2010 marca un punto de inflexión entre el Gobierno y el Govern, que acaba marcando la hoja de ruta para cumplir el mandato democrático que Junts pel Sí obtiene en las urnas en las elecciones de otoño del 2015.

El líder de ERC expone que siempre se ha buscado el pacto y la negociación, pero que no se ha obtenido ningún tipo de respuesta y que, ante este muro, el 27-O se proclama la independencia.

Sobre el referéndum del 1-O, Junqueras explica que no se gastó ni un euro y que no sabe qué es el documento Enfocats. También, que no pudo votar en el colegio donde suele hacerlo porque los Mossos d'Esquadra se lo impidieron, a él y a todo el mundo. El colegio electoral de Oriol Junqueras, en Sant Vicenç dels Horts, lo precintó la policía catalana, tal como pidió la magistrada del TSJC Mercedes Armas. Y Junqueras también destaca que lo hicieron "preservando la convivencia".

Al término de su declaración, el vicepresident hace un alegato de sus derechos fundamentales como investigado. Afirma que el Tribunal Supremo no es competente para juzgarlo ni investigarlo, que existen procedimientos paralelos, que sufre indefensión y que se han vulnerado sus derechos de representación política y sus libertades fundamentales, además del principio de legalidad.

"Nunca, nunca, nunca, jamás"

Como en todas las declaraciones que presta ante el Tribunal Supremo, Junqueras niega la violencia como vía para conseguir la independencia. De hecho, es el supuesto de violencia lo que mantiene el delito de rebelión, tanto por parte de la fiscalía como del magistrado Pablo Llarena, que el 21 de marzo comunicó el procesamiento a cada uno de los investigados.

"Estamos convencidos de que lo que legitima y justifica nuestra actuación es lo que preserva valores como la convivencia, el bien común, la dignidad de las personas... Todo lo que se puede hacer de forma cívica y pacífica. Todas las declaraciones han ido siempre en este sentido"; así defiende Junqueras la no violencia.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat