Sortu ha rechazado y calificado de "muy grave" la sentencia del procés y ha afirmado que "iguala la desobediencia civil pacífica con la lucha armada". Por ello, ha defendido que "Catalunya y Euskal Herria" deben coordinar sus esfuerzos y, tras hacer un llamamiento a "unir fuerzas", dar "respuestas compartidas" y que hay que "situarse al lado de Barcelona". Estas manifestaciones forman parte de una declaración leída en Bilbao por el secretario general de Sortu, Arkaitz Rodríguez, bajo el título "A favor del derecho de autodeterminación de los pueblos".

El acto de lectura de la declaración, celebrado en Bilbao, ha contado con la presencia de militantes de la izquierda abertzale que se han situado debajo de unas grandes fotos colocadas boca abajo del Rey emérito, Juan Carlos, el Rey Felipe VI y el dictador Francisco Franco.

Condenan la sentencia

En la declaración, se califica de "injusta" la sentencia a los presos políticos "por el mero hecho de ejercer el derecho de autodeterminación a través de las urnas" y los asistentes han querido mostrar su "total apoyo, solidaridad y cariño al pueblo catalán, así como para denunciar este duro ataque contra el derecho de autodeterminación de los pueblos".

A su juicio, la sentencia es "muy grave" y ha indicado que, tras unas "detenciones injustas, de una criminalización injusta, y unos encarcelamientos y un juicio injusto", ayer el Tribunal Supremo "escribió un nuevo capítulo, también injusto, en esta historia plagada de injusticias".

El secretario general de Sortu ha asegurado que trata de "una sentencia de Estado" y ha denunciado que la separación de poderes "no existe en España desde que ganó el golpe fascista de julio de 1936". "No existe, ya que nunca se ha roto con el franquismo. La democracia española se hizo de ley a ley: de ley franquista a ley post-franquista. Esta sentencia es la expresión de esa lógica, de esa ley y de ese Estado que nunca ha construido estructuras democráticas", ha añadido.

Fotos rei felip vi, joan carles franco Sortu - Efe

 

Efe

Asimismo, considera que la sentencia "sacude el escenario político" y ya se está en otra situación. Tras afirmar que "no es casualidad" que en pocos días se hayan conocido dos sentencias "extremadamente duras", en referencia a la de los jóvenes de Altsasu y la del procés, ha asegurado que los poderes "fácticos" han tomado la decisión de "cerrar con toda su fuerza la puerta a la democratización del Estado español y entrar en una nueva fase autoritaria, para intentar salvar el régimen del 78 y blindar los intereses de las élites ante la situación socio-económica que se avecina, vulnerando los derechos de los pueblos".

En su opinión, se ha optado "por la vía policial, excluyendo la del diálogo" y ha agregado que, conocidas las sentencias, "se entiende mejor el adelanto electoral".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat