Sor Lucía Caram ha explicado este sabado que la han amenazado dos veces de muerte por su posición en el conflicto catalán. Caram, que trabaja en actividades sociales de todo tipo, se ha caracterizado por ser una firme defensora del derecho a decidir y de los presos políticos y eso ha hecho que sea duramente criticada a las redes sociales, donde es muy activa. Pero, en declaraciones al programa El Diván de Catalunya Radio, la monja dominica ha relatado que en algunas ocasiones también ha sufrido ataques físicos y ha asegurado que, aunque al principio tenía miedo, ahora ya lo ha perdido.

La primera amenaza de muerte la recibió la semana después del 1-O. Caram fue a votar en el referéndum y defendió el derecho de autodeterminación de los catalanes. Es por eso que, días después, un ultra la increpó. "Bajé del coche para ir a un banco de alimentos y cuando abrí la puerta me esperaba a un hombre muy alto y, en castellano, me dijo: 'Si no te callas, te llenaremos la cabeza de plomo'", ha explicado.

La segunda vez fue hace dos meses y en esta ocasión vivió momentos de gran tensión. "Iba con otra monja un sábado al mediodía. Encargamos unos pollos y cuando bajamos del coche me empezaron a insultar desde un bar. Me dijeron "Catalunya es España", "monja independentista"... Fui a buscar lo que había encargado y cuando estaba entrando oí dos tiros. Entonces vinieron los Mossos d'Esquadra, me dijeron que eran cohetes y me hicieron llenar la denuncia", ha relatado la monja.

Los hechos tuvieron lugar en la calle Sant Cristòfol, en el barrio de la Sagrada Familia de Manresa, y los agentes identificaron a cuatro españolistas. Pero, de momento, Sor Lucía Caram todavía está a la espera de que a la justicia la llame a declarar.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat