Casualidad o no, el mismo día que el TSJC estudia los argumentos del Govern para resolver si acepta que se aplacen las elecciones más allá del 14-F, ha hecho pública la sentencia contra el conseller encargado de la organización de los comicios. El tribunal inhabilita a Bernat Solé durante un año por su papel en el 1-O cuando era alcalde de Agramunt.

A pesar de la condena, Solé seguirá ejerciendo su cargo al frente del Departament de Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia porque la sentencia no es firme y desde su equipo ya avanzan que recurrirá al Supremo. Precisamente, de su consejería cuelga el área de procesos electorales. ERC denuncia que se trata de una "interferencia que condiciona la organización de las elecciones" y que, además, altera su candidatura. Bernat Solé es el número dos de los republicanos por Lleida

Que la sentencia haya salido del mismo tribunal y el mismo día ha despertado suspicacias. Con todo, vale la pena recordar que una cosa es la sala de lo penal, que es la que ha dictado la pena para Solé, y la otra la sala de lo civil, que es la que tiene encima de la mesa el caso de la fecha de las elecciones catalanas. 

Primer alcalde condenado

Bernat Solé es el segundo alcalde que se ha juzgado por el 1-O, pero es el primero a quien la justicia ha acabado condenando por su papel durante el referéndum.

El 17 de noviembre de 2020 la alcaldesa de Roses, Montse Mindan, se convirtió en la primera alcaldesa en sentarse en el banquillo de los acusados por el 1-O.

El fiscal pidió hasta 712 investigaciones, de las cuales se acabaron abriendo 100. Actualmente quedan 15 causas pendientes.

Un ojo puesto en el 14-F, el otro en el 1-O

Todos los focos apuntaban hoy al TSJC. Toda Catalunya está pendiente de la decisión definitiva sobre cuándo serán las elecciones al Parlament, si dentro de tres semanas, el 30 de mayo u otro día que el tribunal convenga. Cerca de las 9 de la mañana, tal como ha adelantado ElNacional.cat, un técnico de la Generalitat ha presentado las alegaciones para justificar la necesidad de posponer los comicios. A las 10 expiraba el plazo y ha arrancado la reunión de los siete magistrados de la sección 5ª del Contencioso Administrativo. La previsión es que la resolución se dé a conocer como muy tarde este viernes.

Si bien no lo esperaban precisamente esta mañana, fuentes del entorno del conseller Solé aseguran a este diario que la sentencia "era previsible". La defensa presentará el correspondiente recurso contra la inhabilitación por desobediencia. Como pasó con el president Torra, será el Tribunal Supremo quien tendrá que pronunciarse definitivamente sobre si mantiene la pena o la modifica. Hasta entonces, la sentencia no será firme.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat