"Lo decidiremos este viernes". Este es el posicionamiento más tajante que ha podido dar el conseller de Acció Exterior, Bernat Solé, en una entrevista en TVE. Ahora bien, deja entrever por dónde irán los tiros: "Quiero apelar a la responsabilidad de todos los partidos, la decisión se tiene que tomar desde el punto de vista epidemiológico. Como no puede ser de otra manera, la ciudadanía nos está pidiendo dejar el electoralismo y poner por delante el sentido común". Por lo tanto, la orden de prioridades del conseller republicano es evidente: ante todo va la sanidad.

Además, lamenta que si se ha llegado a esta situación se debe a la justicia española: "La fecha del 14 de febrero ha sido impuesta por una inhabilitación del president Torra. La fecha acaba siendo a partir del procedimiento automático de su inhabilitación. En los países donde se ha llegado a un consenso para mantenerlas o aplazarlas es donde se ha percibido mejor la decisión". Y restó importancia a quien acabe tomando la decisión fáctica, ya que es un "puro formalismo y ya lo determinarán los servicios jurídicos del Govern".

Pide consenso

En esta decisión final que se tomará dentro de dos días, Solé pone condiciones. De entrada, que la nueva fecha en el caso de aplazarlas "sea garante para celebrarlas". Y que, sea el que sea el camino final escogido, se tome por "decisión colegiada". De hecho, asegura que entre los socios de Govern, Junts per Catalunya y Esquerra, "no hay discrepancia, es una decisión importante para el país, tanto si se mantienen como si se aplazan".

Poniendo paralelismos recientes, no entra en la comparativa con otros países. A modo de ejemplo, Portugal, donde sí se mantienen las elecciones, pero lanza un aviso: "Habrá que ver cómo acaba abordando estas elecciones y también entender si la legislación portuguesa es la misma que la catalana". Portugal celebra las presidenciales el próximo 24 de enero. Por otra parte, el conseller lamenta que si se hubiera tramitado el voto electrónico "ahora no habria este problema" y recuerda que se promovió desde su partido pero no obtuvo la mayoría suficiente: "Estamos encorsetados, desde el primer día hemos reclamado la posibilidad de avanzar este proceso".

El caldo de cultivo sobre un aplazamiento cada vez es más evidente. De momento, dos candidatos han pedido públicamente que se emplee: Carlos Carrizosa de Ciutadans y Dolors Sabater de la CUP. Otros, como el PDeCAT exigen conocer qué garantías sanitarias hay. Y los que están más convencidos de salir adelante con la fecha prevista son el PSC y el PP.

¿Y qué pasa con el Barça?

También el viernes será cuando se decidirá si se aplazan las elecciones a la presidencia del FC Barcelona. Por lo tanto, Solé pide paciencia y esperar al 15 de enero: "No queremos anticipar escenarios que no están resueltos, reclamo sentido de país y responsabilidad". Un clamor que ha hecho extensivo a los partidos y, en el caso del fútbol, ​​a los candidatos, en declaraciones a RAC1.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat