El conseller de Interior, Miquel Sàmper, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, han sido los dos únicos integrantes de la reunión que se ha hecho este mediodía en el Departament d'Interior que han salido a dar explicaciones. Una cumbre con el vicepresident, Pere Aragonès, y la consellera de la Presidència, Mertixell Budó, que se ha convocado después de dos semanas de disturbios y cargas policiales y justo después de que el sábado se incendiara una furgoneta de la Guardia Urbana de Barcelona.

Sàmper y Colau han mostrado "unidad institucional de rechazo a la violencia", y como ya hizo el primer día, el titular de Interior ha recordado que hay que separar los derechos fundamentales, el derecho a manifestarse, de los actos violentos. "Los derechos fundamentales son una cosa. La violencia es otra", ha dicho haciendo el resumen de la reunión, donde se ha analizado todo lo que ha pasado los últimos días y donde se ha concluido que hay buena coordinación entre los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona: "No podemos hablar de mejor coordinación. Roza la excelencia".

 

Ada Colau ha hecho, también, un "llamamiento a la calma" y ha reiterado que "la violencia no es el camino". La alcaldesa de Barcelona ha recordado que los actos de los últimos días con vandalismo en los comercios sólo generan más alarma y frustración a unos sectores que hace meses que sufren.

Colau también ha puesto en valor la actuación policial y "la buena coordinación entre la Guardia Urbana y los Mossos".

Cumbre Interior - ACN

Entre los cabos sueltos que han quedado de la reunión y de la comparecencia hay si las detenciones que se han hecho este lunes en el Maresme están directamente vinculadas con los hechos del sábado y el incendio del coche policial. Sàmper ha dicho que sólo tiene constancia de cinco detenciones de momento. Que "parecería que hay una cierta relación", pero también ha pedido tiempo porque todavía se está investigando.

A diferencia del primer día después de los disturbios, cuando Interior dijo que si había que pedir refuerzos a la policía española, se haría, hoy el conseller ha dado un paso atrás. "No nos lo hemos planteado a día de hoy", ha dicho. Después ha concretado que ahora que los incidentes ya van a la baja no tienen previsto pedir refuerzos.

Interior y la investidura

Miquel Sàmper ha tenido que responder, inevitablemente, otra vez, sobre las negociaciones para la investidura y el papel destacado que están teniendo los Mossos d'Esquadra. El conseller de Interior ha dicho que ERC había desmentido a la candidata de la CUP, Dolors Sabater, sobre la moratoria por el uso de las balas de foam.

También se ha desmarcado del debate: "Estoy fuera de las negociaciones y cuando se pida mi criterio, lo explicaré, pero a estas alturas no me ha llegado nada". Sàmper ha recordado que hay muchos sistemas para el orden público y que ahora "no es el momento" de plantear el cambio. "No se puede hacer a golpe de tuit", ha dicho el conseller haciendo una reflexión sobre que hace falta un "debate sereno donde pueda intervenir todo el mundo, no sólo los partidos que negocian un gobierno". También ha dejado claro que orden público tiene que haber.

Sobre la otra condición de la CUP, la de no defender a los mossos que puedan saltarse los protocolos, Sàmper ha recordado que "la defensa de los funcionarios está en una ley".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat