Desde la CUP concretan las condiciones para seguir negociando su entrada en el nuevo Govern de la Generalitat. Esta mañana, Dolors Sabater ha confirmado las que ya se vendían cociendo desde la semana pasada: "Ya hemos tenido un primer acuerdo con ERC [sobre formar Govern] para poder seguir hablando donde está la moratoria del uso de las balas de foam, que no vaya la BRIMO a los desahucios y la retirada de las acusaciones de la Generalitat a las protestas de las personas activistas, perseguidas en estos momentos por la Generalitat", en declaraciones a TV3.

"Mossos tiene un problema y se llama BRIMO"

Sabater también explicita que la propuesta la han hecho llegar a los republicanos pero también a Junts per Catalunya pero con quien han encontrado "una buena predisposición" ha sido con ERC: "Nos han aceptado estas condiciones y por lo tanto seguiremos negociando". Sin concretar fechas, las reuniones ya están previstas para esta misma semana y reitera que "son muy seguidas porque este país urge de una respuesta". Entrando en comparativas, ha señalado que no se puede seguir tratando la seguridad como "lo está haciendo el mandato anterior". Y ha recordado el compromiso del actual conseller de Interior, Miquel Sàmper, para hablar del "replanteamiento de la BRIMO en el Parlament".

Por todo ello, concluye que "Mossos tiene un problema y este se llama BRIMO, ya se hizo evidente con las balas de goma en el caso de Ester Quintana y ahora ha empeorado". Entrando en la condena de los actos vandálicos que se han vivido, nuevamente, este fin de semana en Barcelona, Sabater vuelve a tirar de paralelismos para recordar que, según la CUP, la violencia se extiende en muchos otros ámbitos de la vida: "Este malestar inmenso que se ve en las calles como una chispa es por cuando salimos a expresar el malestar de los jóvenes. Nuestro mensaje es muy claro, nos tenemos que escandalizar por lo que provocan los disturbios, las violencias del día a día como las 300.000 familias que han quedado desahuciadas y, por lo tanto, no podemos deslumbrarnos con el fuego de los disturbios".

Sabater habla de "postureo" en la condena de los disturbios

De hecho, ha tildado de "postureo" condenar algunas de las imágenes vistas en las calles en estas últimas semanas y reitera que "hay un sistema de persecución de la protesta". Además, cita un ejemplo: "No podemos fijarnos sólo en un detalle de unos cristales rotos y no olvidar todo el resto. Eso es una hipocresía, el problema lo tenemos en las chispas que estallan cuando hay malestar social, reducirlo a escandalizarnos por un tema de vandalismo es absolutamente irresponsable. Eso sí que es poner gasolina al fuego".

Y valla filas ante los críticos con la CUP por no atacar el vandalismo: "Sobre la furgoneta de la guardia urbana ya lo condenamos pero también a una persona si le disparan con una bala de foam. La violencia que afecta a la vida de las personas, en este sentido no ha habido una consecuencia, y sí es un límite. Pero no podemos no decir nada cuando hay otras violencias gravísimas: personas sin hogar que han muerto de frío en la calle en invierno, por ejemplo".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat