Ya hay fecha para la bilateral Estado-Generalitat, el 2 de agosto, y horizonte para la mesa de diálogo, la tercera semana de septiembre. Pero hay otras cosas que, de momento, no se mueven. Por una parte, desde La Moncloa siguen sin haber tomado una decisión sobre el decreto del conseller Jaume Giró para las fianzas del Tribunal de Cuentas. Por otra parte, desde el ejecutivo central siguen teniendo líneas rojas, como es el caso de un referéndum de autodeterminación. Así lo ha verbalizado Isabel Rodríguez, nueva portavoz del ejecutivo, que ha reiterado en tercer lugar que el president Carles Puigdemont y el resto de exiliados "deben ser juzgados".

En una entrevista este lunes en la Cadena SER, la también ministra de Política Territorial ha defendido que en la comisión bilateral, que tendrá lugar el 2 de agosto en Madrid, se tratarán los temas "que más importan a los catalanes", las cuestiones del "día a día", como becas o transportes. Ha querido diferenciarlo mucho del otro órgano, la mesa de diálogo, que tiene "un carácter más político" y donde se abordarán las "reivindicaciones" en el marco del conflicto político. Pero con líneas rojas.

En este sentido, Isabel Rodríguez ha reiterado la negativa a negociar un referéndum de autodeterminación, como reclaman los partidos independentistas que gobiernan Catalunya. "En el marco de la Constitución, cabe todo; fuera de ella, no cabe nada", ha defendido la dirigente socialista, que ha añadido que el soberanismo "debería haber aprendido la lección". Ha utilizado los indultos para reclamar gestos del lado de la Generalitat: "El Gobierno ha hecho un gesto muy importante por la convivencia, para salir del conflicto entre la comunidad autónoma y el país. Ahora ellos tienen que hacer un esfuerzo también por recomponer la convivencia y la concordia dentro de Catalunya".

La ministra de Política Territorial ha insistido en la importancia de la comisión bilateral y en la necesidad de dejar atrás "una década de conflicto político" que, en palabras suyas, "ha llegado a las casas y ha roto familias y amigos". Ahora toca "reencontrarse personal y socialmente".

La represión

Preguntada por un hipotético regreso del president Carles Puigdemont del exilio, la nueva portavoz del ejecutivo central ha sido clara y contundente: se le aplicará "la Constitución y la ley". Por lo tanto, si los dirigentes independentistas exiliados vuelven a Catalunya, "deberán ser juzgados". De la misma manera, también ha sido interrogada por el fondo de la Generalitat para cubrir las fianzas del Tribunal de Cuentas. Ha reiterado que están a la espera de los informes del Consejo de Garantías Estatutarias y de la Abogacía del Estado para decidir si presentan un recurso de inconstitucionalidad o no contra el decreto del conseller Giró. Sin novedades.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat