Esta vez no son exmilitares ya retirados en un grupo de WhatsApp. El vídeo que ha dado a conocer este miércoles La Marea fue grabado ahora hace un año en instalaciones militares, las de la Brigada de Paracaidistas (BRIPAC). Sus integrantes aparecen cantando canciones de la División Azul y realizando saludos fascistas. No obstante, desde el Ministerio de Defensa prefieren hacer la vista gorda. Margarita Robles ha sido preguntada justamente por este vídeo, sumado a los chats y cartas de exmilitares, pero se ha limitado a decir que son casos "del pasado" y a hacer una defensa encarnizada de las Fuerzas Armadas españolas.

Ha sido preguntada por el PNV en la sesión de control en el Congreso, y la ministra de Defensa ha asegurado que "son hechos del pasado que no representan el Ejército actual", pasando de puntillas por el hecho de que el vídeo sea del año pasado. También ha asegurado que ella como ministra "tiene responsabilidad sobre los militares en activo", como en realidad es el caso de los protagonistas del vídeo.

La ministra socialista ha defendido que "el Ejército actual son 120.000 hombres y mujeres perfectamente sujetas a la Constitución". No sólo eso, sino que ha contraatacado con dureza, atribuyéndolo a "prejuicios" sobre el Ejército español.

Fuentes del entorno de Margarita Robles insisten, primero de todo, que quieren contrastar los detalles de la información, como que se traten de instalaciones militares. En segundo lugar, desde el Ministerio de Defensa minimizan estos elementos situados fuera de la democracia, porque las Fuerzas Armadas son "ejemplares" y se deben al principio de neutralidad política, como proclama la Constitución española.

En el vídeo publicado por La Marea se ven soldados españoles cantando una canción sobre la División Azul, de la banda de rock neonazi Estirpe Imperial, mientras hacen el saludo nazi, brazo en alto. Según el medio citado, se trata de imágenes de una celebración del día de la Purísima, 8 de diciembre, de 2019, y fueron grabadas en el cuartel de la Brigada Paracaidista (BRIPAC) en Paracuellos del Jarama (Madrid).

Podemos pide mano dura a Robles

Quien ya ha salido a valorar públicamente el vídeo es Unidas Podemos, que ha pedido mano dura a la ministra de Defensa. En un tuit, su jefe de filas en el Congreso y portavoz de los comunes, Jaume Asens, ha avisado de que "ya no son sólo militares retirados" y que "es alarmante la infiltración en las fuerzas armadas de la extrema derecha". Por este motivo, ha reclamado que, "como en Alemania, la ministra de Defensa tiene que acabar con la apología del nazismo al Ejército".

El chat, a la Fiscalía

Robles ya cerró filas con el Ejército después de los chats y cartas al Rey por parte de exmilitares, en aquel caso ya retirados. Un caso que la ministra de Defensa puso en manos de la Fiscalía por si podía ser constitutivo de delito. Desde el departamento de Robles sostenían entonces que "corresponde al ministerio fiscal investigar su eventual relevancia penal" y también "para salvaguardar la honorabilidad y la pública estima de las Fuerzas Armades".

"Su conducta ejemplar no tiene nada que ver con manifestaciones que repugnan el respeto debido a una sociedad democrática, pluralista y basada en la libertad política e ideológica", aseguraba el Ministerio en su comunicado. "Y no tienen que ver perjudicada su estimación pública, ganada con su constante entrega a su deber, a la sociedad española y, en este tiempo, a los que sufren más gravemente las consecuencias de la pandemia, por actuaciones que les son totalmente ajenas y que podrían merecer un reproche penal", añadían desde Defensa.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat