El president Carles Puigdemont ha reclamado este lunes al gobierno de Pedro Sánchez, como condiciones para hablar de la tramitación de los presupuestos, la creación de una mesa de diálogo sobre el derecho a la autodeterminación supervisada por observadores independientes. Puigdemont ha hecho pública esta propuesta después de plantearla ante la dirección del PDeCAT, que los últimos días ha vivido en medio una profunda ruptura el debate sobre la conveniencia o no de tramitar las cuentas. "No se dan las circunstancias hoy ni para la tramitación ni para la aprobación".

A las puertas de la Casa de la República y rodeado de la dirección del partido que se ha desplazado a Waterloo, Puigdemont ha expuesto las condiciones de los diputados demócratas para dar vía libre a la tramitación del proyecto. Previamente, ha planteado la propuesta ante los miembros de la dirección, entre los cuales el responsable de organización, Ferran Bel, que ha protagonizado un enfrentamiento público con la vicepresidenta del partido y persona de confianza de Puigdemont, Míriam Nogueras, sobre la conveniencia de tramitar las cuentas.

La propuesta ha sido aceptada por la dirección una vez ha quedado claro, como han reclamado algunas de les intervenciones, que el PDeCAT mantiene la mano tendida al diálogo y que Sánchez dispone todavía de un tiempo para mover pieza. El PDeCAT fija condiciones, pero mantiene una puerta abierta para un trámite que no se sustanciará hasta el mes de febrero. Y así lo ha explicitado públicamente el president, que ha dejado claro que la voluntad de diálogo se mantiene "hasta el último minuto".

El aviso a Sánchez, sin embargo, es claro y directo. "En las actuales circunstancias no puede haber aprobación de los presupuestos ni tenemos que prestarnos a la tramitación".

En sus declaraciones, el president ha argumentado que el debate catalán va mucho más allá de unos presupuestos y que el ejecutivo del PSOE, a pesar del apoyo del PDeCAT a la moción de censura que le abrió las puertas de la Moncloa, no ha hecho ningún movimiento en relación a Catalunya, porque "no hay ninguna voluntad de diálogo real".

"Hemos habilitado al señor Sánchez a que hable de unos presupuestos, pero a pesar de las apelaciones y los gestos constantes, hoy el gobierno Sánchez en relación con el conflicto político de Catalunya tiene exactamente la misma política que el gobierno Rajoy", ha reprochado Puigdemont.

Durante la reunión, se ha abordado también el capítulo electoral. El president ha pedido al partido que tenga en cuenta a los dirigentes encarcelados en Lledoners a la hora de confeccionar la lista de las europeas, justo el día en que ha trascendido que Jordi Turull se ha propuesto como candidato. Así mismo ha avalado la utilización de la marca JxCat en les elecciones municipales. Por contra, lo que ha quedado fuera de la reunión, según los asistentes consultados, ha sido el debate sobre el encaje con la Crida.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat