El president en el exilio, Carles Puigdemont, ha denunciado este martes en Dublín que "la democracia en España está en riesgo porque los derechos básicos han sido de facto suspendidos".

En el marco de una conferencia en el Trinity College, Puigdemont ha advertido que esta situación "representa una amenaza para todos los ciudadanos catalanes y españoles, igual que para la UE".

"Hoy un estado miembro de la UE no puede garantizar los derechos judiciales de sus ciudadanos, dado que en los últimos meses España ha contravenido tratados internacionales ratificados por el propio Estado español", ha añadido, citando el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención Europea de Derechos Humanos.

Puigdemont Dublin Trinity College ACN

Delante de un auditorio lleno hasta los topes, Puigdemont ha insistido en que este no es un asunto interno español sino "un problema europeo". Ha recordado el encarcelamiento del vicepresident y cinco consellers del Govern, la presidenta del Parlament y los líderes de las dos entidades sociales más importantes del país, y su exilio, junto con cuatro consellers y dirigentes políticos.

Puigdemont ha denunciado una campaña de acoso judicial contra 700 alcaldes, instituciones sociales, medios de comunicación, escuelas, artistas, activistas... "Esta ola de represión es impropia de una nación que clama por ser una democracia constitucional", ha alertado además de recordar de que la Constitución española se aprobó hace 40 años bajo una amenaza inminente del ejército y ahora está "caducada y obsoleta".

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat