El grupo del PP en el Congreso ha presentado este viernes un recurso de inconstitucionalidad contra el impuesto catalán que grava a los cruceros y que recoge la ley de medidas fiscales y financieras que se aprobó en primavera en el Parlament.

El tributo grava con un euro por día y cliente a las embarcaciones que atraquen durante 12 horas o menos en un puerto catalán y con tres euros a los que lo hagan más de 12 horas. Los populares consideran que es un impuesto "injusto e improductivo" que, por la manera como está elaborado, se crea de nuevo en beneficio del Ayuntamiento de Barcelona y recuerdan que las comunidades autónomas no pueden crear tributos municipales, por lo que sería inconstitucional.

La ley habilita el consistorio barcelonés, según esgrimen desde el PP, a establecer por ordenanza un recargo en las tarifas hasta el 400% de su valor actual, "lo cual lo convierte materialmente en un tributo de creación ex novo", es decir, nuevo, que es "materia reservada a la competencia del Estado". Además, los populares argumentan que la Generalitat no tiene autoridad para establecer las estancias turísticas en cruceros.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat