El gobierno portugués está preparando ayudas extraordinarias con el fin de aligerar los efectos de la subida del 10% de la factura de la luz, según ha adelantado este martes el diario Expresso. La medida entrará en vigor durante un nuevo confinamiento generalizado que llevará a cabo el país y que empezará este jueves.

La subida del precio de la luz de Portugal está relacionada con la de España, ya que ambos países han sufrido las subidas del mercado mayorista a través del llamado MIBEL (mercado ibérico de electricidad).

Así pues, la ayuda se basará en descontar el 10% del coste de la factura, lo que tendrá un coste para el ejecutivo de entre 20 y 25 millones de euros al mes. Está previsto que se aplique a todos los consumidores domésticos, sin distinción de nivel de renta. También beneficiará los hogares vulnerables beneficiarios de la tarifa social, equivalente al bonus social eléctrico español.

La medida tendrá efecto retroactivo desde el pasado 1 de enero y se aplicará en un momento en que los precios del mercado mayorista ibérico están en niveles históricamente altos. Si en España el precio ha subido este martes hasta los 84,25 euros por MWh, y mañana está previsto que llegue a los 89,94 euros por MWh, en Portugal se ha situado en los 91,42 euros por MWh.

La diferencia con España

La diferencia entre ambos países es que mientras Portugal aprobará esta ayuda directa y general, el gobierno español lo considera un "pico puntual" y "coyuntural" que no tendrá continuidad. Así lo ha dicho la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, que ha descartado las medidas de sus socios, Unidas Podemos, que pedían la nacionalización de las eléctricas.

Precisamente, Montero ha excusado la subida alegando que esta situación "no pasa sólo en España, sino que se está produciendo también en el resto de países del entorno europeo porque hay normas comunes de fijación de precios". También ha deseado "que se vaya abaratando" gracias a las medidas del Gobierno, las cuales ha dicho que están beneficiando hasta 1,3 millones de españoles que tienen dificultades para hacer frente a los recibos.

Consciente de las críticas de la oposición, Montero ha remarcado que, en los últimos dos años de gobierno Sánchez, el recibo de la luz ha caído hasta un 40%.

 

Imagen principal: El primer ministro portugués, Antonio Costa, con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez / Efe

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat